Johnny Manziel debe escuchar las voces que lo quieren ayudar

El mariscal de campo atrae la preocupación de jugadores y familiares que ven como se hunde en sus problemas emocionales
Johnny Manziel debe escuchar las voces que lo quieren ayudar
Foto: Getty Images

Los llamados para que busque ayuda ya son muchos, pero Johnny Manziel no quiere escucharlos.

La desestabilidad emocional del mariscal de campo ha llegado a tal grado que su equipo, Browns de Cleveland, ha decidido que en marzo cortará su relación con el jugador.

Más allá de perder su trabajo, Manziel ha perdido sanidad mental.

En una semana de pesadilla, el quarterback se vio involucrado en otro problema de violencia doméstica con la que ahora es su exnovia.

Reportes indican que en el incidente, el jugador mencionó la intención de quitarse la vida junto con su pareja.

El escándalo propició que el agente que administraba la carrera de Manziel diera un paso al costado y decidera no representarlo más.

El incidente con su exnovia, ocurrido en un hotel de Dallas, implicó la intervención de las autoridades que están tratando de determinar si existen suficientes evidencias para presentar cargos criminales en contra del jugador.

Mientras eso sucede, un juez entregó a Manziel una orden para que no se acercara a su exnovia bajo ninguna circunstancia.

“Johnny necesita olvidarse del futbol americano y buscar ayuda, esa debe de ser su prioridad”, dijo el receptor de los Jets de Nueva York, Brandon Marshall, al ser entrevistado por ESPN.

El desbalance emocional del mariscal de campo es muy preocupante para el padre de Manziel, quien la semana pasada fracasó en su intento de internar a su hijo en una clínica especializada en ayuda psicológica.

“Me da miedo, que de seguir por este camino, Johnny no llegue a cumplir los 24 años”, dijo Paul Manziel al Dallas Morning News.

Manziel tuvo una gran carrera colegial con la universidad de Texas A&M y en 2014 fue firmado por los Browns de Cleveland, equipo en el que nunca pudo mostrar lo que de él se esperaba en la NFL.

A sus 23 años de edad, Manziel tiene problemas más importantes que resolver antes de pensar en jugar futbol americano.

“Hay una diferencia muy grande entre tener problemas mentales y tener problemas de comportamiento”, advirtió Marshall.

“Johnny necesita ayuda, sus problemas no son de comportamiento”, subrayó el receptor de los Jets.

Contenido relacionado

Johnny Manziel y su novia otra vez en problemas

Johnny Manziel se someterá a rehabilitación

A Manziel le costó 12 mil dólares su obscena señal

Johnny Manziel gana el Trofeo Heisman 2012