Demandan miles a gobierno mexicano por fraude en pensiones

La opacidad en el Sistema del Ahorro para el Retiro hace vulnerables a la clase trabajadora que no ve crecer su capital para pensionarse

Guía de Regalos

Demandan miles a gobierno mexicano por fraude en pensiones
Trabajadores exigen su dinero para el retiro
Foto: Shutterstock

MÉXICO – Hace 32 años que David H. recibe sólo una tercera parte del dinero que por ley debería tener para que cuando sea anciano y no pueda trabajar como hasta hoy. El resto, nadie sabe dónde está: su estado de cuenta emitido por el gubernamental Sistema de Ahorro para el Retiro sólo marca la cantidad equivalente en pesos a 2,200 dólares.

¡Tres décadas en los que el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE) le ha retenido el 2% de su salario cada quince días y sólo tiene acumulado 2,200 dólares!

El estado de cuenta no dice nada más. No revela si la empresa (en este caso la Universidad Nacional Autónoma de México) depositó o no. O si el gobierno decidió porque tal y como está la ley actualmente los funcionarios de hacienda o de economía pueden retirar el dinero para invertirlos en donde se les ocurra.

“Tal opacidad ha permitido que los sistemas de pensiones se conviertan en una caja abierta para el gobierno en turno y una deuda que crece diariamente a costa del binestar de los trabajadores”, informó Héctor Horacio Zacarías, presidente de la Organización de Jubilados y Pensionados.

Hace cuatro años que esta organización tiene una demanda en contra del gobierno mexicano para recuperar el pago “a valor presente” más los intereses del Fondo para Vivienda que desde diversas dependencias (Comisión Federal, Petróleos Méxicanos, entre otras) les quitó en automático desde su salario y nunca más lo recuperaron.

En total suman 1,300 demandas legales sólo en contra del ISSSTE que representan –según Zacarías- sólo la punta del iceberg de un fraude billonario contra jubilados y pensionados.

El problema es que la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) –la intermediaria para las resoluciones de conflictos entre trabajadores y empresas- forman parte del engranaje del gobierno y, por tanto, hace las veces de juez y parte. “Está coptada”, detalló el abogado Héctor Larrinaga. “Está dilatando los procesos para que no se pague la deuda de los trabajadores”.

Este diario buscó a funcionarios de Arbitraje, así como del ISSSTE y del Instituto Mexicano del Seguro Social (también demandado), pero no hubo respuesta oficial hasta el momento.