Llega ‘el Uber del sexo’ a la Gran Manzana

Algunos expertos ya describen a Ohlala como una mezcla entre Tinder y Uber

Guía de Regalos

Llega ‘el Uber del sexo’ a la Gran Manzana
Esta aplicación, que permite a sus usuarios pagar por encuentros llega por primera vez a los Estados Unidos, comenzando por Nueva York.
Foto: Twitter//@Gizmodo / Twitter//@Gizmodo

La nueva aplicación para pagar por una cita romántica o sexual se estrenó en Nueva York el pasado miércoles, a tiempo para San Valentín.

El servicio de citas Ohlala, fundado en Alemania, conecta a hombres y mujeres que estén dispuestos a pagar por un acompañante o ‘escort’.

Los usuarios hombres que quieran un encuentro pueden crear un perfil, especificar lo que buscan, y decir cuánto están dispuestos a pagar por él. Luego piden que los conecten con una mujer que esté interesada.

La idea de este servicio se asemeja a la estructura de servicios de acompañantes, además porque todos los usuarios deben tener 21 años de edad para poder utilizar la aplicación. Sin embargo, los creadores de Ohlala afirman que no es un servicio de acompañantes y que lo que pase “a puerta cerrada”, es asunto privado de sus usuarios.

//platform.twitter.com/widgets.js

La fundadora y CEO de Ohlala, Pia Poppentreiter, dijo que hasta ahora el servicio sólo está disponible para que los hombres envíen sus solicitudes. Sin embargo, durante el verano el servicio permitirá que las mujeres y la comunidad LGBTQ también puedan pedir el servicio.

Estos dos jóvenes alemanes crearon la controversial aplicación.
Estos dos jóvenes alemanes crearon la revolucionaria aplicación.

“Vamos a ver si funciona, tenemos que analizar la experiencia, ver si encaja con las necesidades de los neoyorquinos y si añade valor a la escena de citas”, dijo Poppentreiter al Daily News.

//platform.twitter.com/widgets.js

El servicio de Ohlala será móbil, pero todavía la aplicación no está disponible en Google Play ni en el App Store. Los miembros deben accesar su perfil a través de su navegador. 

Poppenreiter afirma que el servicio es sencillamente “una aplicación de citas con un mecanismo de pago incluido”.

Algunos expertos ya describen a Ohlala como una mezcla entre Tinder y Uber. En ciudades alemanas el servicio ya sobrepasó los 25,000 encuentros pagados.