Alcalde ve muy difícil cerrar la prisión de Rikers Island

Bill de Blasio explicó que los costos serían de miles de millones de dólares
Alcalde ve muy difícil cerrar la prisión de Rikers Island
La entrada a la prisión de Rikers, uno de los recintos carcelarios más grandes de EE.UU.

Nueva York- Cerrar la polémica cárcel de Rikers Island: la idea surgió el jueves, como parte del discurso anual de la presidenta del Concejo Municipal, Melissa Mark-Viverito, quien luego recibió el apoyo del gobernador Andrew Cuomo. Pero este martes, el alcalde Bill de Blasio calificó la propuesta como poco viable.

“Entiendo obviamente la idea de que debemos hacer grandes cambios en nuestro sistema correccional y hay cierto atractivo en la idea de comenzar de cero, pero es una idea muy complicada”, dijo el Alcalde. “Toda la gente que está promoviendo la idea, la presidenta del Concejo, el gobernador, el juez Lippman al que le tengo mucho respeto, están exprensando una idea honesta que tiene mucho mérito. El problema es que costará muchos miles de millones de dólares y tengo que ver por lo que es factible y por los contribuyentes”.

Durante su discurso del Estado de la Ciudad, Mark-Viverito hizo de la reforma de la justicia criminal uno de los puntos más importantes para discutir este año y, al referirse a la muerte de Kalief Browder -joven afroamericano que estuvo años sin recibir sentencia en esa cárcel y que luego se suicidó-, mencionó la posibilidad de clausurar la prisión.

“Durante mucho tiempo, esta cárcel se ha destacado no por ser sinónimo de justicia, sino de venganza”, dijo la presidenta del Concejo. “Debemos explorar qué hacer para que la población de la cárcel de Rikers se reduzca, de tal forma que el sueño de cerrarla, se convierta en realidad“.

El domingo, el gobernador Cuomo dijo que consideraba esta posibilidad como una “idea muy interesante e intrigante”. “Rikers es un gran problema y cuando la presidenta del Concejo habla de cerrar Rikers, esa sería una gran solución”, dijo el mandatario estatal. “Sólo solucionas un gran problema con una gran solución“.

Pero esta posibilidad fue comentada de manera menos optimista por De Blasio. “Creemos que podemos disminuir esa población en otros mil o dos mil personas, y reducir la cantidad de tiempo que están ahí, pero al final del día seguirás necesitando instalaciones”, dijo el Alcalde. “¿Dónde los pondrás, cómo pagarás por ellos? Es un concepto noble, pero es algo que costaría muchos miles de millones de dólares y no tenemos un camino viable para hacer eso en este punto“.

Entre tanto, el gobernador agregó que Rikers es demasiado grande -cuenta con alrededor de 10,000 reos promedio en un día normal– y que su diseño hace difícil operarla. “Las instalaciones más pequeñas son mejores. Además, existe nueva tecnología disponible”, concluyó Cuomo.