Clinton busca apoyo de minorías para frenar avance de Sanders

Clinton busca apoyo de minorías para frenar avance de Sanders
Hillary Clinton revela plan de trabajo encaminado a ganarse a la comunidad afroamericana.
Foto: EFE

Ante el amenazante avance del senador Bernie Sanders en la lucha por la nominación presidencial, Hillary Clinton busca consolidar el apoyo de los votantes afroamericanos, por lo que este martes se reunió con líderes de los derechos civiles en Nueva York, a quienes les propuso una inversión de $125,000 millones para derribar las barreras raciales y económicas.

Clinton se reunió con nueve líderes de la Liga Nacional Urbana, entre éstos el controvertido reverendo Al Sharpton, quien semanas antes se reunió también con Sanders.

“Mi campaña es realmente para romper cada barrera, para potenciar el avance de todos los estadounidenses”, dijo Clinton al dirigirse al grupo, tras reafirmar su trayectoria en defensa de mejores oportunidades para las minorías desde el inicio de su carrera política.

Al salir del encuentro, Sharpton se negó a divulgar a los periodistas a quién de los dos apoyará en la contienda demócrata, mientras que Clinton respondió con una sonrisa que tampoco revelaría el secreto.

LEE MÁS: VIDEO: Hillary Clinton “ladra” en un rally y sacude las redes

Posteriormente, acompañada por el legislador demócrata de Nueva York, Charles Rangel,  Clinton ofreció un discurso en el “Schomburg Center for Research in Black Culture”,  en el sector de Harlem, sobre las relaciones raciales, durante un acto en el que se presentó como la candidata idónea para derribar las barreras que frenan el avance de las minorías en Estados Unidos.

“Hay verdaderas barreras que impiden que los afroamericanos tengan una plena participación en la economía y la sociedad” en EEUU“, afirmó Clinton, quien denunció la crisis de agua potable en Flint, Michigan, que ha golpeado especialmente  a las comunidades negras y pobres, y que “en absoluto hubiese ocurrido” en un barrio rico en Detroit.

 

Su campaña develó además un ambicioso plan de $125,000 millones, llamado “Iniciativa para la Revitalización Económica”, para la creación de empleos bien remunerados, la modernización de la vetusta infraestructura nacional y mejoras en el sector de vivienda.  También, incluye fondos para combatir el desempleo entre los jóvenes, crear trabajos para expresidiarios y para ayudar a la pequeña empresa en comunidades minoritarias.

Los proyectos serán financiados, según la campaña, a través de un impuesto a las empresas de Wall Street, para “asegurar que las grandes instituciones financieras que contribuyeron a la Gran Recesión ponen de su parte para realzar a las comunidades que más perjudicaron”.

De cara a las primarias del sur y el oeste de EEUU, Clinton ha reiterado prácticamente en cada acto electoral que, a su juicio, Sanders tiene una fijación única con Wall Street, mientras que ella propone una amplia gama de medidas para mitigar los problemas que aquejan a las minorías.

LEE MÁS: Hillary Clinton apuesta por las mujeres latinas para salvar su campaña

El voto de los afroamericanos tiene gran peso en las primarias demócratas del próximo 27 de febrero, en Carolina del Sur, y ambos precandidatos demócratas hacen lo propio para demostrar quién de los dos defenderá mejor sus causas cuando ganen la presidencia.

Si Clinton antes pensaba que no tendría competencia entre los votantes afroamericanos, Sanders hoy le dejó en claro que la realidad es distinta. El senador también se reunió hoy en Washington con líderes del movimiento de los derechos civiles.

La campaña de Sanders rechaza que está limitada a un solo mensaje, pero insiste en que la mayoría de los problemas  económicos y sociales que aquejan al país se derivan de las desigualdades raciales.