México aboga por descriminalizar consumidores de marihuana

Se realiza e segundo foro de cinco encuentros en el que se abordan los efectos de la marihuana en la salud

Guía de Regalos

México aboga por descriminalizar consumidores de marihuana
La Asociación médica de California apoya la legalización y regulación del uso de marihuana, como ya lo es el uso de alcohol.
Foto: Archivo / La Opinión

México – El secretario mexicano de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, abogó por descriminalizar a los consumidores de marihuana u otros estupefacientes y trabajar para que el sistema de justicia ofrezca soluciones alternativas a la cárcel a quien padezca una adicción.

“Un paso importante en el que debemos profundizar es la descriminalización efectiva de los consumidores“, dijo Osorio en el segundo foro sobre el uso de la marihuana, celebrado en Ciudad Juárez, en el norteño estado de Chihuahua.

El ministro recordó que desde 1994 el consumo dejó de estar tipificado como delito penal, por lo que esta medida ha de ser consistente con aquella en materia de su posesión y transporte de estupefacientes para uso personal.

Por ello, se preguntó si el marco normativo vigente en materia de control de sustancias ilícitas “es el mejor posible” o si, por el contrario, hay incongruencias que “no han permitido poner fin, en la práctica, a la criminalización de los consumidores“.

En este aspecto, apostó por una “legislación clara” que no conduzca a “interpretaciones erróneas”.

Ello, dijo, evitaría situaciones “dramáticas” como la de madres presas que “purgan penas desproporcionadas” por portar pequeñas cantidades, lo que genera altos costos económicos y sociales.

Osorio relacionó este necesario cambio normativo con las adicciones, y consideró que el sistema de justicia debe ofrecer a los adictos “una alternativa distinta a la cárcel, con atención profesional que le permita salir adelante y tener una vida digna”.

“Contra la drogadicción, acciones de salud, educación, deporte y oportunidades de desarrollo” y prevención, zanjó.

En una rueda de prensa posterior, dio datos para enfatizar esta urgencia de cambio en el actual modelo normativo mexicano.

Por ejemplo, valoró que las “dosis máximas permitidas” por la Ley General de Salud son “pequeñas”, lo que conlleva que el autoconsumo pueda considerarse tráfico a pequeña escala.

En el caso de la marihuana, se permite un máximo de cinco gramos cuando a nivel internacional el referente son 28 gramos, agregó.

Además, los consumidores adquieren “dosis de aprovisionamiento”, por lo que al ser detenidos normalmente las cantidades son mayores.

Ello lleva a tener un elevado número de presos por drogas en el país, ya que el 60% de los internos en centros penales federales están sentenciados por delitos contra la salud, precisó.

“En el caso de las mujeres, el porcentaje es significativamente mayor y asciende al 80%”, remarcó.

Se trata de hombres y mujeres de entre 31 y 40 años, con hijos y “fuertes desventajas sociales”.

En el foro celebrado hoy, centrado en la perspectiva ética y los derechos humanos, participaron el gobernador de Chihuahua, César Duarte, y el ombudsman nacional, Luis Raúl González, quien llamó a la sociedad y a las autoridades a no ignorar la problemática de las drogas.

Conocer “más sobre las drogas” permitirá entender “mejor” los problemas vinculados y comprender “el carácter y tratamiento” que se le da al adicto y consumidor, indicó.

México se encuentra inmerso en un debate nacional sobre el uso de la marihuana tras la aprobación del suministro de derivados de cannabis para varios niños enfermos y un fallo histórico de la Suprema Corte emitido en noviembre pasado.

En dicha resolución, el alto tribunal consideró que la actual legislación afecta al derecho de libre desarrollo de la personalidad ante el consumo de la marihuana, lo que condujo a la autorización del cultivo y uso con fines recreativos a cuatro ciudadanos que presentaron un recurso.

El foro del martes  es el segundo de cinco encuentros en el que se abordan los efectos de la marihuana en la salud, los mecanismos para prevenir y tratar el consumo, los usos terapéuticos, los niveles de adicción que genera entre los usuarios, entre otros.