Acusan a madre de Queens de robarle $65,000 a su hija discapacitada

Megan Mele, presuntamente, se gastó el dinero en una liposucción, cirugía plástica y viajes de placer

El dinero provenía de una demanda por impericia médica y los fondos debían ir al tratamiento de la menor.
El dinero provenía de una demanda por impericia médica y los fondos debían ir al tratamiento de la menor.
Foto: MorgueFile// joncutrer / MorgueFile// joncutrer

NUEVA YORK – El fiscal del distrito de Queens, Richard A. Brown, informó que una mujer residente de Woodside, Queens, fue impuesta de cargos por robarle más de $65,000 a su hija discapacitada (11).

El dinero provino de un acuerdo por una demanda de impericia médica. La madre, identificada como Megan Mele (31),  presuntamente, utilizó el dinero para hacerse una cirugía plástica, liposucción, comprar artículos personales y viajes de placer.

“La acusada presuntamente le robó a su propia hija, quien nació con una discapacidad y tenía un dinero que le pertenecía por una demanda”, dijo Brown en un comunicado enviado este jueves. “En vez de guardar el dinero para las necesidades de su hija en el futuro, la mujer presuntamente compró tiquetes aéreos, compró cosas por internet, pagó cuentas de restaurantes y se hizo una cirugía plástica“.

Mele estaba esperando la imposición de cargos por hurto mayor y posesión criminal de un instrumento falsificado en la Corte Criminal de Queens. De ser hallada culpable, se enfrenta hasta a 15 años de prisión. 

El fiscal informó que, en enero del 2007, Mele obtuvo un dinero luego de presentar una demanda por negligencia médica. El pleito inició por el diagnóstico de una lesión del plexo braquial en su brazo derecho al nacer, lo que le produjo limitaciones en el movimiento de todo su brazo derecho.

El acuerdo consistía en que la niña comenzaría a recibir pagos en el 2022, luego de cumplir 18 años y que se crearía una cuenta bancaria con más de $50,000 en el Cross County Federal Savings Bank en marzo 23 del 2007, para beneficio de la menor.

Sin embargo, el acuerdo disponía que la madre debía solicitar un permiso de la corte para poder retirar dinero de la cuenta.  En marzo 27 del año pasado, la madre indicó a autoridades judiciales que necesitaba $47,000 para una cirugía de la niña en el Hospital de Niños de San Diego. La mujer, presuntamente, utilizó los fondos para irse a Disneylandia en California.

El fiscal dijo en la queja que Mele volvió a presentar una solicitud para retirar dinero en ocasiones posteriores.