Clinton anticipa amplio margen de victoria en Carolina del Sur

Grupo “Hermanas con Bernie” confía en que Sanders “dará la batalla”

La participación en la primaria demócrata en Carolina del Sur ha sido escasa, y la mayoría de los votantes apoya a Hillary Clinton.
La participación en la primaria demócrata en Carolina del Sur ha sido escasa, y la mayoría de los votantes apoya a Hillary Clinton.
Foto: María Peña / María Peña/Impremedia

 

 

COLUMBIA (Carolina del Sur).- Aunque la participación electoral ha sido menos de lo esperado en Carolina del Sur, Hillary Clinton anticipa un amplio margen de victoria este sábado frente a Bernie Sanders, en su primera prueba de fuego en el sur profundo de Estados Unidos.

Clinton perdió Carolina del Sur en su primera contienda presidencial en 2008 frente a Barack Obama, con apenas el 28% frente al 55% que recibió el mandatario, pero las encuestas ahora le dan una gran ventaja frente al senador independiente de Vermont.

Al inicio de la primaria demócrata en Carolina del Sur, un promedio de encuestas le da a Clinton una ventaja de 27 puntos porcentuales, por lo que la campaña de Sanders ha decidido centrar sus esfuerzos en otros estados en disputa durante el “Super Martes” de la próxima semana.

El reto para Clinton, según observadores, es ganar con una gran diferencia de votos frente a Sanders, para fortalecer su posición de cara a los 11 estados del “Super Martes” y resto de la contienda.

En lo que va del proceso de primarias, Clinton ha ganado en Iowa y Nevada, aunque Sanders obtuvo una contundente victoria en New Hampshire, un estado vecino de Vermont.

Sanders participó ayer en varios actos electorales en Columbia, capital del Estado, pero al cierre de las urnas esta noche, estará en un mitin político en Minnesota. Clinton, mientras tanto, celebrará los resultados en el recinto de la Universidad estatal de Carolina del Sur.

 “Clinton no es progresista”

Reunidas esta mañana en el popular restaurante “Liberty Tap Room & Grill”, el grupo “Hermanas con Bernie”,  restó importancia a la ausencia de Sanders en el estado, y dijo confiar en que éste “dará la batalla”, pese a que buena parte de la maquinaria estatal del partido apoya a Clinton.

“Este grupo se creó acá en Carolina del Sur para demostrar que las mujeres, tanto las jóvenes como las de mayor edad, estamos con Bernie. Queremos crear un movimiento nacional que promueva su agenda progresista… Clinton no es una verdadera progresista”, explicó Elaine Cooper, una demócrata “de toda la vida” y una reconocida delegada estatal en pasadas convenciones nacionales.

De izq. a der.  La delegada estatal demócrata, Elaine Cooper, y la colombiana Lucero Mesa, forman parte del grupo "Hermanas con Bernie".
De izq. a der. La delegada estatal demócrata, Elaine Cooper, y la colombiana Lucero Mesa, forman parte del grupo “Hermanas con Bernie”.

“No conozco a ningún progresista que haya apoyado la guerra en Irak, como lo hizo ella. Lo cierto es que Bernie la ha obligado a tomar posturas más progresistas, contra el oleoducto Keystone XL, o a favor de la clase trabajadora o la educación universitaria a precio asequible”, afirmó Cooper, de 62 años.

Por su parte, la colombiana Lucero Mesa, de 58 años y su hija, Anna, de 22, subrayaron que la maquinaria demócrata ha decidido apoyar a Clinton pese a que ésta, a su juicio, sólo dice lo que le conviene para sumar votos.

“Apoyé a Clinton en 2008 porque quería que fuera la primera mujer presidente de EEUU, pero no había investigado bien su pasado… y si a Sanders le echan en cara que no apoyó la reforma migratoria de 2007 fue porque tenía un programa (de trabajadores huéspedes) que hubiese tratado a los migrantes como esclavos”, dijo Mesa.

Las colombianas Lucero Mesa, de 58 años, y su hija, Anna, de 22, apoyan la agenda "progresista" de Bernie Sanders.
Las colombianas Lucero Mesa, de 58 años, y su hija, Anna, de 22, apoyan la agenda “progresista” de Bernie Sanders.

El grupo también criticó que Clinton ahora apoye una reforma de la financiación de campañas electorales mientras sigue recibiendo donaciones de las grandes corporaciones.

Por eso Anna, una estudiante en la Universidad estatal de Carolina del Sur, apoya el mensaje de Sanders contra la influencia corruptora de las empresas de Wall Street y recordó que éste “no está recibiendo plata de las corporaciones y trabaja para el bienestar de la gente de a pie”.

Un recorrido por otros centros de votación dio constancia de la baja participación en la primaria, aunque las urnas permanecerán abiertas hasta las siete de la noche hora local.

Se calcula entre 350,000 y 400,000 votantes acudirán a las urnas, en comparación con un total de 742,000 que votó en la primara republicana del sábado pasado.

Lealtad a Clinton

Apoyándose en un bastón, David Sumter, salió del Centro Recreacional Meadow Lake Park convencido de que su voto por Clinton ayudará al avance de los afroamericanos.

“Voté por ella sin vacilar. Soy veterano de guerra, estuve en Vietnam, y me gusta su mensaje para las minorías, para los trabajadores”, explicó Sumter, de 72 años.

David Sumter, un veterano de guerra afroamericano, votó por Clinton porque, en su opinión, ella "siempre ha estado" con la comunidad afroamericana.
David Sumter, un veterano de guerra afroamericano, votó por Clinton porque, en su opinión, ella “siempre ha estado” con la comunidad afroamericana.

.es-carousel ul{ display:block; }

{{if itemsCount > 1}}

{{/if}}

Escasa pero constante participación en las urnas durante la primaria demócrata en Carolina del Sur.

Sumter se hizo eco de la queja de que Sanders en realidad no tuvo un buen acercamiento con la comunidad afroamericana en Carolina del Sur -pese a apoyarse en celebridades como Spike Lee o el rapero Killer Mike-  y eso, en su opinión, lo ha dejado mal parado con la minoría más grande del estado.

“Yo veo las noticias pero hasta hace poco es que empecé a escuchar de su campaña”, señaló.

Otra mujer, que no quiso dar su nombre, fue contundente: “mira, Clinton no empezó ayer a hablar de la equidad racial, ella empezó su carrera trabajando con nuestra gente, con los niños, y eso no lo vamos a olvidar”.

El camino a la nominación demócrata

Carolina del Sur es el primer estado sureño con primarias demócratas y con un alto porcentaje de votantes afroamericanos, y Clinton necesitaría una rotunda victoria para empezar a sepultar las posibilidades de Sanders para el próximo 15 de marzo, cuando se hayan repartido la mitad de los delegados según los resultados en las urnas.

La campaña de Sanders no se atreve a predecir cuánto será el margen de diferencia entre ambos precandidatos en Carolina del Sur.

Sin embargo, los analistas apuntan a que éste necesita reducir la ventaja de Clinton dentro de diez puntos porcentuales para insuflar vida a su campaña, y la clave para lograrlo será una mayor participación de los jóvenes.

Según los reglamentos de la primaria, el ganador en Carolina del Sur se alzará de entrada con 18 de los 53 delegados estatales.

Los 35 delegados restantes serán repartidos de forma proporcional a los resultados en cada uno de los siete distritos electorales del estado.

Debido al complejo proceso de repartición de delegados estatales, Clinton y Sanders por ahora se encuentran empatados con 52 y 51 delegados, respectivamente. El ganador necesita alzarse con un total de 2,383 delegados demócratas para lograr la nominación presidencial del partido durante la convención nacional en  julio próximo.