Marco Rubio suspende su campaña tras perder en Florida

El senador Marco Rubio anunció que se retira de la carrera electoral por la Presidencia

Guía de Regalos

Marco Rubio suspende su campaña tras perder en Florida
Marco Rubio se retira de la campaña por la Presidencia/
Foto: Stephen Maturen / Getty Images

MIAMI.- Tras sufrir una enorme derrota en su estado natal de Florida, el senador republicano, Marco Rubio, anunció que suspende su campaña electoral y, adornando su discurso con referencias bíblicas, pidió a los estadounidenses que “no se entreguen al miedo”.

“Después de esta noche, está claro que aunque estamos en el lado correcto este año, no estaremos en lado ganador”, dijo Rubio, cuyo anuncio fue recibido con un lamento colectivo en el atrio de la Universidad Internacional de Florida (FIU).

Acompañado de su esposo y sus hijos, Rubio se comprometió a continuar buscando las formas de pagar “la deuda” que ahora tiene con sus simpatizantes, y afirmó que “EEUU necesita un movimiento conservador vibrante”.

COBERTURA ESPECIAL DE LAS ELECCIONES

Rubio, que llegó al Senado en 2010 aupado por el movimiento conservador “Tea Party” también dejó de lado su escaño en la Cámara Alta al lanzar su candidatura presidencial.

Para jóvenes como Alan Imar, Rubio tiene todo un futuro por delante y debería postularse a gobernador en 2018.

El senador Marco Rubio anuncia que abandona la contienda presidencial tras su derrota en su estado natal de Florida, ante el magnate empresarial, Donald Trump.
El senador Marco Rubio anuncia que abandona la contienda presidencial tras su derrota en su estado natal de Florida, ante el magnate empresarial, Donald Trump.

“Me siento decepcionado porque él tenía buenas políticas, y espero que piense bien en buscar otras formas de ayudar a nuestro país”, dijo Imar.

Antes de retirarse, Rubio había ganado en Minnesota y Puerto Rico pero no pudo acortar la distancia con el magnate empresarial, Donald Trump, y el resto de sus rivales.  Del lado demócrata, Hillary Clinton también venció al senador Bernie Sanders en Florida, como anticipaban las encuestas.

La amenaza de Trump

Durante su discurso, Rubio felicitó a Trump por su victoria pero después, sin mencionarlo por nombre, insistió en que su campaña jamás quiso entregarse a un mensaje de “resentimiento” o a la retórica incendiaria.

“La política de resentimiento no sólo dejará a un partido fragmentado sino a una nación fragmentada”, dijo Rubio,  interrumpido numerosas veces por quienes le gritaban que siguiera luchando hasta la convención republicana en Cleveland (Ohio) en julio próximo.

A lo largo de la contienda, Rubio, de 44 años, se presentó como el candidato “anti-Trump” capaz de recuperar la Casa Blanca en noviembre próximo, usando el eslogan “Un nuevo siglo estadounidense” (New American Century).

Pero, al final, no logró superar la enorme ventaja que Trump le llevó durante semanas en las encuestas, y su mensaje tampoco caló entre los votantes hispanos del estado ante críticas de que, como uno de los arquitectos de la reforma migratoria de 2013 en el Senado, luego cambió posiciones sobre la política migratoria.

Su campaña había intentado cultivar la imagen de Rubio como un joven senador capaz de cambiar la cultura en Washington y, de hecho, algunos de sus partidarios habían equiparado su ascendente carrera política a la de Barack Obama.

Minutos antes de que Rubio llegara al reciento de la FIU alrededor de 200 de sus seguidores seguían de cerca los resultados de la contienda en una gigante pantalla de televisión, o pegados a sus teléfonos celulares.

El discurso de Rubio trajo lágrimas a personas como Gladys, quien no quiso dar su nombre pero insistió en que sólo Rubio “tiene la entereza para ser presidente”.

Una simpatizante de Rubio, que se identificó únicamente como "Gladys", lamentó la decisión de Rubio de dejar la contienda
Una simpatizante de Rubio, que se identificó únicamente como “Gladys”, lamentó la decisión de Rubio de dejar la contienda

“Es un gran hombre, un hombre de fe. Las encuestas se equivocaron con él cuando se presentó para el Senado en 2010”, recordó.

También la comisionada del Condado Miami-Dade, Rebeca Sosa, se secó las lágrimas de enrojecidos ojos mientras escuchaba el discurso de despedida de Rubio, pero no quiso dar declaraciones a la prensa.

Era una derrota prácticamente cantada desde hace unas semanas, reafirmada en una encuesta de la Universidad de Quinnipiac, en la que Trump aventajaba a Rubio por 24 puntos.

Algunos seguidores, como Alan Woods, esperaban que obrar “un milagro” y señalaron a la sorprendente victoria del demócrata Bernie Sanders en Michigan la semana pasada, pese a que las encuestas indicaban lo contrario.

Alan Woods apoyó a Rubio por considerar que él sí podía "llevar el país hacia adelante".
Alan Woods apoyó a Rubio por considerar que él sí podía “llevar el país hacia adelante”.

“No me preocupan mucho las encuestas, y creo que la narrativa que deberían dar los medios es que Rubio vencerá a Trump, como en la historia de David contra Goliat”, afirmó Woods momentos antes de que las proyecciones dieran como ganador a Trump.

//platform.twitter.com/widgets.js

 

COBERTURA ESPECIAL DE LAS ELECCIONES