Periodista víctima de agresión sexual sale de México

Andrea Noel agradeció el apoyo recibido tras denunciar a un sujeto desconocido que le levantó el vestido y le bajó la ropa interior

La reportera de origen estadounidense Andrea Noel
La reportera de origen estadounidense Andrea Noel
Foto: SinEmbargo

La periodista Andrea Noel, quien fue agredida sexualmente en días pasados cuando caminaba en la colonia Condesa de la Ciudad de México, se encuentra ahora en Estados Unidos.

La joven dio a conocer su salida del país a través de su cuenta de Twitter:

“Salí del país hace unos días, estoy en USA por ahorita. Gracias a todxs lxs que apoyan lo que he dicho. Exigen un México menos violento”.

El pasado 8 de marzo, un sujeto le levantó el vestido y le bajó la ropa interior mientras caminaba por la colonia capitalina y a plena luz del día.

La joven compartió el video del momento de la agresión a través de cuenta de Twitter, acompañado del siguiente mensaje.

Otra vez como pasa diario con mujeres en todo México, me acosaron en una calle linda y bien iluminada a plena luz del día”, denunció la periodista en sus redes sociales.

Además acompañó su denuncia de una grabación del momento de su agresión y pidió a los usuarios que si reconocen al sujeto lo identifiquen.

Noel informó posteriormente que las autoridades de la Ciudad de México se negaron a entregar los videos e iniciar la búsqueda de su agresor.

En entrevista con SinEmbargo, la periodista de nacionalidad estadounidense contó que el pasado lunes en la noche, mientras escribía en su computadora, sintió la luz de un láser en su frente, se asomó por la ventana y vio un vehículo BMW blanco estacionado afuera con varias personas en su interior, una de ellas apuntándole a la cabeza.

Noel se agachó, llamó a la policía y nadie fue a auxiliarla, a pesar de que en la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJ-DF) le dijeron que los uniformados del sector estaban al tanto de su caso y en alerta. Ayer, mientras desayunaba en Coyoacán un usuario de Twitter le envió una amenaza de muerte y la advertencia de que sabía en donde estaba y que iban a ir a matarla, con la fotografía de su ubicación. Andrea se sintió aterrada.

Andrea dijo que estaba pensando seriamente en pedir ayuda a la Embajada de Estados Unidos en México, para salir lo más pronto del país y ponerse a salvo ante la falta de acción de las autoridades mexicanas y la violenta reacción de varios sectores de la sociedad en su contra.