El terrible mal que aqueja a los exjugadores de fútbol americano

Un estudio reveló que la mayoría de exfutbolistas corren el riesgo de sufrir daños cerebrales irreversibles.
El terrible mal que aqueja a los exjugadores de fútbol americano
Los hombres que practicaron este deporte, corren más riesgos de sufrir un daño cerebral.
Foto: EFE

Más del 40 % de jugadores retirados de la NFL, presentan signos de sufrir lesiones cerebrales traumáticas, según un estudio de la Academia Americana de Neurología revelado este día.

Se trata de uno de los mayores estudios de este fenómeno hasta la fecha y uno de los primeros que aporta pruebas objetivas significativas de las lesiones cerebrales traumáticas en los exjugadores, según indicó el investigador de la Universidad estatal de Florida en Tallahassee, Francis X. Conidi.

“La ratio de lesiones cerebrales traumáticas es significativamente superior en los jugadores con respecto a la de la población general”, apuntó Conidi sobre los resultados del informe, que será presentado formalmente el 15 de abril en el 68 encuentro anual de la Academia Americana de Neurología en Vancouver (Canadá).

Para el estudio, los investigadores practicaron imágenes por resonancia magnética (IRM) y exámenes de memoria a 40 jugadores retirados de la NFL, de una media de edad de 36 años, en su mayoría fuera de los terrenos de juego desde hace menos de 5 años y que habían jugado de media durante 7 años en la liga.

Las IRM hallaron que 17 exjugadores (43 %) presentaban niveles de daños en la materia blanca del cerebro, que conecta las distintas regiones cerebrales, muy superiores a los de la gente sana de su misma edad, lo que es considerado una prueba de lesión cerebral traumática.

Por su parte, los exámenes reflejaron que la mitad de los exjugadores tienen problemas significativos en la función ejecutiva, un 45 % en el aprendizaje o la memoria, un 42 % en la atención y concentración y un 24 % en la función espacial y perceptual.

Los investigadores también encontraron que cuantos más años habían pasado los jugadores en la NFL, más posibilidades tenían de sufrir una lesión cerebral traumática