Diane Guerrero hace un llamado a latinos a votar contra candidatos “anti-inmigrantes”

En entrevista con este diario, la actriz revela que padece de “PTSD” y recibe terapia para bregar con el trauma de la deportación de sus padres
Diane Guerrero hace un llamado a latinos a votar contra candidatos “anti-inmigrantes”
La actriz Diane Guerrero, cuyos padres fueron deportado a Colombia hace 15 años, dijo a este diario que quiere que su experiencia contribuya a la lucha por la reforma migratoria.

WASHINGTON.- Diane Guerrero aún sufre las secuelas de la deportación de sus padres a Colombia y, aunque la terapia le ayuda y la actuación la “salvó”,  la actriz ha encontrado un bálsamo en su libro de memorias, y en movilizar a los hispanos para que voten contra candidatos “anti-inmigrantes”.

En entrevista con este diario, Guerrero, conocida por su actuación en las series “Jane The Virgin” y “ Orange is The New Black”,  afirmó este lunes que escribir el libro “En el país que amamos: mi familia dividida”  le sirvió de “catarsis”, aunque releer algunos capítulos reabren heridas.

El arte de la actuación es lo que la motiva en el día a día, pero también la lucha contra un maltrecho sistema migratorio que, a su juicio, perjudica a ciudadanos estadounidenses como ella.

La actuación verdaderamente me salvó. Es una gran parte de mi vida y de muchas personas que han afrontado alguna lucha, porque este arte nos permitir volcar nuestras energías y emociones en algo positivo”, explicó Gutiérrez, de 29 años.

Un llamado a la acción

Guerrero criticó la detención y deportación de niños y jóvenes centroamericanos no acompañados, y pidió a la comunidad inmigrante que “se una y se organice”, compartiendo tanto las historias de supervivencia y superación personal como sus contribuciones a la economía..

Lo peor que podemos hacer es darnos por vencidos, aunque sintamos desesperanza. Lo mejor es buscar a otros que están pasando la misma experiencia y alentarlos a unirse… les pido que busquen información, que acudan a los grupos que están luchando por los inmigrantes”,  dijo.

Es el consejo que dio esta misma mañana en su cuenta de Instagram a una joven indocumentada cuyos padres fueron deportados.

Por estos días, la actriz se ha implicado en la labor de educar y movilizar a los votantes latinos a través de organizaciones como el Centro de Recursos de Inmigración (ILRC), y “Mi Familia Vota”.

“No soy fan de Trump”

Guerrero instó a los hispanos que califican para obtener la ciudadanía o para inscribirse para votar  a lo hagan sin demora, además de rechazar sin equívoco al magnate empresarial, Donald Trump.

No soy fan de Trump. Es una persona que inspira miedo pero lo bueno es que está motivando a nuestra gente a levantar el trasero e implicarse más en el activismo político y en la comunidad”, subrayó Guerrero, quien no quiso revelar por quién votará en noviembre próximo.

Tenemos que preocuparnos sobre por quiénes votaremos en todos los niveles del gobierno, por quiénes nos van a proteger y quiénes van a representar nuestros intereses”, afirmó.

 “La hormiguita de bulevar”

En sus 280 páginas, el libro revela la estrecha relación de Guerrero con su familia y su adoración por sus padres, a quienes considera una “ancla” en su vida, además de momentos dolorosos, como la zozobra de vivir de forma “clandestina”, y la visita a la cárcel cerca de Boston, donde estuvo su madre antes de ser deportada.

“Mis padres están muy orgullosos de mí, pero les recuerdo que esto no ha sido fácil para mi, estando sola y sin ese apoyo que una persona necesita en su vida. Me dicen que soy una estrella, pero difícilmente me considero así”, confesó.

“Hablamos por teléfono a diario. Mi madre me llama su hormiguita de bulevar, y siempre me dice que ´querer es poder´, que soy una persona que no se rinde, pese a todo lo que me ha pasado”,  continuó.

El “PTSD” y las 5 etapas del dolor

Parte del daño de separarse de sus padres, señaló, es el “desorden de estrés post-traumático” que padece (PTSD, en inglés), ése que sufren las víctimas de alguna pérdida, o lesión física o emocional.

Nacida en New Jersey, Guerrero sufrió en carne propia cuando, a los 14 años de edad, sus padres fueron deportados a Colombia.

“Hay que cosas que todavía me incomodan, que disparan incidentes (de PTSD)… es como si la unidad familiar murió. Estoy en terapia, a veces me despierto gritando… no me despierto pensando en lo bien que están las cosas sino en lo que mucho que queda por hacer”, enfatizó. “Pero estoy feliz de estar viva, de seguir luchando por mis padres, por mis sueños y por los de otras familias”.

Guerrero tuvo que hacer frente a la desconfianza hacia los demás, y las etapas de negación, enfado, negociación, depresión y, finalmente, aceptación, que acompañan a las víctimas de “PTSD”.

“Este es mi país, contribuyo a él, y merezco que mis padres estén conmigo. Espero que al menos puedan venir a visitarme”, subrayó.

Otro proyectos bajo el brazo

Guerrero ha emprendido nuevos proyectos, que por ahora prefiere mantener en secreto para no estropear la sorpresa.

Uno de ellos es un programa piloto, y el otro es una nueva película que comenzará a rodar previsiblemente en septiembre próximo sobre una joven latina que desconoce que está en EEUU sin papeles y de repente es deportada a México, pese a que “no habla  ni papa de español”, explicó Guerrero.

Estoy muy entusiasmada con este proyecto; siempre estoy buscando proyectos que influyan en las mentes y corazones de la gente, porque creo que esa es mi misión…  espero que podamos completarlo, porque estas cosas a veces son caprichosas”, señaló.

Guerrero promociona su libro en una gira nacional que la traerá a la capital estadounidense el próximo 4 de mayo.