Mujeres Destacadas: Wendy García

Subdirectora de Diversidad  | Oficina del Contralor de la Ciudad de Nueva York
Mujeres Destacadas: Wendy García
Wendy Garcia. Mujeres Destacadas 2016 - El Diario La Prensa. Photo Credito Mariela Lombard/El Diario NY.

Cuando el contralor de Nueva York, Scott M. Stringer, hizo historia creando un departamento de diversidad dentro de su oficina, Wendy García dio un gran paso para la consolidación de su sueño de impulsar la riqueza económica de los neoyorquinos más trabajadores.

Como subdirectora de diversidad, esta hija de dominicanos tiene en sus manos el poder de garantizar la igualdad de oportunidades para contratistas de las minorías y empresas creadas por mujeres (MWBEs) en el otorgamiento de contratos de la Ciudad.

“Me apasiona enfrentar las injusticias económicas y laborales para equilibrar el campo de juego para todos”, explica.

Cuando era una niña, su madre tenía tres trabajos para mantener a su familia.

“Cada día  recuerdo que los emprendedores y pequeños comerciantes con los que me reúno son como mi madre: solo quieren ganar lo justo y lograr el éxito económico para sus familias”.

Graduada en Delaware University y New School University en relaciones internacionales y políticas urbanas, uno de los mayores retos de García y sus colegas es medir cómo las agencias de la Ciudad adquieren bienes y servicios de empresas de mujeres.

En 2015, Nueva York gastó 13,800 millones de dólares en contratos, comenta, “pero sólo 5.3 por ciento se otorgaron a MWBEs. Es claro que hay mucho campo para mejorar”, agrega.

Por eso, cada vez que recibe la llamada de un pequeño empresario que se ha beneficiado gracias a las oportunidades que su oficina ha abierto para las minorías, “es una sensación increíble”, admite esta orgullosa madre de dos hijos que, a sus 33 años, tiene su misión muy clara, la cual que cumple con pasión, humildad y disciplina.

“Como servidora pública debes preguntarte a tí misma qué puedes hacer para comenzar a nivelar el campo de juego, de manera que la diversidad de Nueva York sea vea reflejada en los programas, servicios y contratos que mantienen funcionando nuestra ciudad”.

Todo –puntualiza–  se basa en “entender que una solución rara vez sirve para todo”.