Sanders intensifica campaña aunque disminuyan sus posibilidades de triunfo

Sanders aún no ha dicho con claridad si apoyará a Clinton, si ésta, como auguran las encuestas, consigue la candidatura presidencial
Sanders intensifica campaña aunque disminuyan sus posibilidades de triunfo
El senador Bernie Sanders estaría dispuesto a quedarse en la competencia para influenciar la plataforma, pero para ello tiene que seguir acumulando delegados.
Foto: EFE

WASHINGTON.- Alentado por miles de partidarios a que siga luchando por votos y delegados, el senador Bernie Sanders llevó este lunes su campaña a Pensilvania, uno de cinco estados con primarias mañana en la costa Este del país, pese a que disminuyen sus posibilidades de triunfo.

Tanto Sanders como Hillary Clinton, del lado demócrata, como el magnate empresarial, Donald Trump, y el gobernador de Ohio, John Kasich, del lado republicano, participaron este lunes en sendos actos electorales en el área de Filadelfia (Pensilvania), con la meta de sumar votos en las primarias de mañana en cinco estados.

Además de movilizar a los votantes, Clinton y Sanders también tenían previsto participar esta noche, por separado, en un encuentro con votantes en el National Constitution Center en Filadelfia, auspiciado por la cadena televisiva MSNBC.

Según observadores, Sanders afronta una serie de obstáculos para poder alcanzar, o superar, a Clinton en el número de votos y delegados, tomando en cuenta que se requieren 2,383 delegados para la nominación presidencial demócrata.

Desafío en las encuestas

En general, un promedio de encuestas de “Real Clear Politics” muestra a Clinton con una ventaja frente a Sanders en Pensilvania, Maryland, Delaware, Connecticut y Rhode Island.

A nivel nacional, Clinton lidera a Sanders, con un 49,5% frente al 45,8% del senador de Vermont.

EncuestasMartes

Mientras en un claro llamado a la “unidad” del partido, en medio de la acritud de la contienda,  la campaña de Clinton ha divulgado un nuevo video en Maryland, Pensilvania, y Connecticut, con el lema de sembrar “un poco de esperanza y amor” y en el que se mezclan imágenes de la exsecretaria de Estado con los votantes, y un mensaje en letras grandes para “derrumbar barreras”.

El video está dirigido, sin lugar a dudas, a los partidarios de Sanders, que Clinton necesitará en noviembre para vencer al eventual candidato republicano.

Primarias “cerradas”

Otro problema para la campaña de Sanders es que, salvo Rhode Island,  el resto de los estados tendrá primarias “cerradas”, es decir, sólo los votantes inscritos con el Partido Demócrata o con el Partido Republicano podrán emitir un voto.

Aunque cada estado establece sus propias reglas en el complejo sistema electoral, por lo general, los votantes debieron inscribirse con su partido con muchos meses de anticipación, para participar en las primarias.

Buena parte de los partidarios de Sanders se identifican como independientes, pero éstos efectivamente quedarán marginados de las primarias en cuatro estados.

Sanders, que ganó el escaño por Vermont en el Senado como independiente, ha propagado un mensaje populista y un llamado a una “revolución política” con el establishment, que han calado entre los jóvenes y los independientes.

//platform.twitter.com/widgets.js

//platform.twitter.com/widgets.js

Del lado republicano, las primarias “cerradas” también perjudican a los partidarios de Trump. En Nueva York, por ejemplo, sus hijos no pudieron votar por él porque no cambiaron su afiliación políticas a tiempo de las pasadas primarias en ese estado.

La campaña de Sanders calcula que alrededor de tres millones de independientes quedaron fuera de las primarias en Nueva York debido a las restricciones.

“Los pobres no votan”

En una entrevista con la cadena televisiva NBC el sábado pasado, Sanders se quejó además de que su reciente racha de pérdidas electorales se debe a que “la gente pobre no vota”.

Hasta la fecha, 17 de los 25 estados con los mayores índices de desigualdad salarial ya realizaron sus primarias, y Clinton ganó en 16 de los 17 estados más pobres.

Preguntado al respecto, Sanders argumentó que eso se debe a que “la gente pobre no vota… ese es un hecho”.

Sanders señaló como ejemplo que en los comicios legislativos de 2014, “el 80% de los pobres no votó”, y aseguró que parte de su motivación es transformar esa “triste realidad”.

Según Sanders, la clave está en incentivar a los votantes pobres y de la clase trabajadora a implicarse en el sistema político en el país.

Sanders aún no ha dicho con claridad si apoyará a Clinton, si ésta, como auguran las encuestas, consigue la candidatura presidencial.

Alrededor de la web