Policía silencia a los raperos de la estafa

Los Pop Out Boyz contaban sus crímenes por medio de canciones
Policía silencia a los raperos de la estafa
El grupo que rapeaba sus delitos realizaba conciertos en Queens y Brooklyn
Foto: Instagram

Las autoridades arrestaron a un grupo de estafadores que se escudaban bajo un grupo de hip-hop en Brooklyn.

“Yo craqueo tarjetas porque yo soy un estafador”, es parte de la letra de la canción “For a Scammer” (“Para un estafador” en español) una canción grabada por un grupo de jóvenes que se hacen llamar “Pop Out Boyz” y que al parecer describían a través de sus canciones el estilo de vida que tenían.

Tras una investigación de un año por el equipo de Delitos Financieros del NYPD fueron arrestados los embaucadores de tarjetas de crédito vinculados al grupo de hip hop de Brooklyn.

Las autoridades dijeron que entre mayo del 2015 y abril del 2016, los acusados ​​robaban información de tarjetas de crédito para hacer más de 200 compras por un valor aproximado de $258,000 en Barneys, también hicieron compras en Saks Fifth Avenue y trataron inútilmente de comprar en otra tienda $156,000 en bienes y mercancías a lo largo del año también.

“Mira todo lo que hacemos con el dinero, mañana temprano nos vamos a Saks Fifth, mira lo que tú quieres tener…yo solo tengo que chiscar los dedos y lo estoy teniendo”, es parte de una de las letras de las canciones. Las operaciones fraudulentas que alimentaban la carrera artística del grupo de rap incluyen una nueva forma de estafa llamada “Card Cracking”.

La Asociación Americana de Banqueros explica que la estafa consiste en contactar una persona a través de las redes sociales que les permita depositar cheques en sus cuentas de bancos a cambio de una pequeña ganancia.

Luego, ellos retiran todos los fondos que la persona tiene en esa cuenta, antes de que el banco pueda comprobar que el cheque es falso. En el momento en que la víctima se da cuenta que el depósito es una falsificación, ya es demasiado tarde.

“Los miembros de esta red de robo de identidad toman información personal para la fabricación de tarjetas de crédito falsas”, explicó el comisionado de la Policía Bill Bratton al New York Post.

Los sospechosos fueron detenidos la mañana del martes y llevados al Tribunal Supremo de Manhattan, donde fueron acusados ​​de hurto, posesión criminal de un instrumento para falsificación, conspiración y posesión criminal de propiedad robada, entre otros cargos.