Trump delinea plan para poner a EEUU de “primero” y combatir el terrorismo internacional

Discurso no ofreció novedades pero forma parte de los esfuerzos de Trump de parecer más “presidenciable” y diluir la resistencia entre conservadores a su eventual nominación presidencial
Trump delinea plan para poner a EEUU de “primero” y combatir el terrorismo internacional
Donald Trump.
Foto: Isaac Brekken / (Getty Images)

WASHINGTON.- Al delinear su doctrina de política exterior, el precandidato presidencial republicano, Donald Trump, prometió este miércoles que, si gana las elecciones, EEUU volverá a ser “primero” en el mundo, y que el grupo extremista ISIS tendrá sus días contados.

En un hacinado auditorio en el Hotel Mayflower en Washington, Trump volvió a atacar lo que consideró como una “oxidada” política exterior del presidente Barack Obama que, a su juicio, ha sido “un completo desastre” y ha causado a EEUU una larga lista de “humillaciones”, desventajas comerciales, y la falta de “respeto” de países como China.

“Mi política exterior siempre antepondrá los intereses del pueblo y la seguridad estadounidenses”, aseveró Trump ante una audiencia mayoritariamente conservadora, convocada por el Centro para los Intereses Nacionales.

Como profeso experto en “el arte de la negociación”, Trump prometió que, si gana en noviembre, EEUU recuperará los días de gloria que presuntamente perdió tras el fin de la Guerra Fría mediante una política exterior “coherente” y que grupos extremistas islámicos como ISIS “tendrán sus días contados”.

En su opinión, las intervenciones militares de EEUU, respaldadas por su rival demócrata, Hillary Clinton,  han dejado “debilidad, confusión, y desorden”,  y prometió que anulará el acuerdo nuclear con Irán.

También aseguró que entablará un diálogo con los miembros de la OTAN, de manera que la organización transatlántica reforme su estructura y asuma una mayor responsabilidad financiera.

Además defendió el Estado de Israel, y dijo que buscará una mayor cooperación con los aliados de EEUU en Medio Oriente, con el mundo musulmán, y con Rusia, para combatir a grupos extremistas islámicos.

México, ausente del discurso

Trump no hizo mención alguna de su apoyo a la asfixia simulada ni repitió la retórica incendiaria contra México –con la que lanzó su candidatura en junio de 2015- ni su promesa de construir un muro en la frontera sur.

No obstante, sí insistió en que promoverá acuerdos comerciales y una política que beneficien a los trabajadores estadounidenses.

“Bajo una Administración Trump, ningún ciudadano estadounidense volverá a sentir que sus necesidades quedan en segundo plano respecto a los ciudadanos de otro país”, dijo Trump, quien además aseguró que EEUU recurrirá a la fuerza militar sólo como último recurso y solo si hay “un plan para la victoria”.

Preguntado sobre la omisión de México, su principal asesor en seguridad nacional, J.D. Gordon, dijo que Trump hará un discurso aparte sobre inmigración y el muro más adelante.

El exportavoz del Pentágono y asesor de Trump en seguridad nacional, J.D. Gordon, asegura que éste mejorará la seguridad de EEUU.
El exportavoz del Pentágono y asesor de Trump en seguridad nacional, J.D. Gordon, asegura que éste mejorará la seguridad de EEUU.

Por su parte, el senador republicano por Alabama, Jeff Sessions, dijo que la vigilancia fronteriza será prioritaria para Trump.

“Su política se centrará en los intereses nacionales de EEUU… el señor Trump cree que (el acuerdo comercial NAFTA) ha perjudicado a EEUU, ha disminuido a nuestra manufactura, y necesitamos negociar mejores acuerdos en el futuro“, dijo.

El senador republicano por Alabama, Jeff Sessions, lidera el equipo de asesores en política exterior de Trump, y asegura que éste "pondrá a EEUU de primero".
El senador republicano por Alabama, Jeff Sessions, lidera el equipo de asesores en política exterior de Trump, y asegura que éste “pondrá a EEUU de primero”.

Trump omite que, según datos oficiales, el  intercambio comercial entre EEUU y México alcanzó los $531,000 millones en 2015; los productos importados desde México están hechos con materia prima estadounidense en un promedio del 40%, y seis millones de empleos en este país dependen de ese comercio. Además, México es el segundo destino de exportaciones estadounidenses en el mundo, que han aumentado de forma sideral desde 1994.

¿Quiénes asesoran a Trump?

El equipo de asesores en política exterior, liderado por Sessions, está compuesto de líderes conservadores de poco nombre dentro del Partido Republicano, e incluye a figuras como Walid Phares, J.D. Gordon y el exembajador Curtin Winsor.

En declaraciones a este diario, todos rechazaron críticas de que Trump esté promoviendo el aislacionismo, pese a que durante el discurso éste reiteró que EEUU “no tiene más remedio” que exigir que sus aliados acarreen “el costo de su defensa”.

Trump “quiere reconstruir nuestras fuerzas militares, y tengo fe que lo hará, que cuidará de nuestros veteranos y tendrá una visión para hacer más fuerte a EEUU”, dijo Gordon, portavoz del Pentágono entre 2005 y 2009.

Por su parte, Winsor, exembajador de EEUU en Costa Rica (1983-1985), dijo que la visión de Trump supone “un gran cambio” del “globalismo”, a una férrea  y “calibrada” defensa de los intereses nacionales.

Curtis Winsor, embajador de EEUU en Costa Rica durante la presidencia de Ronald Reagan, dijo que solo Trump ofrece a los votantes una política exterior "coherente" y de amplio alcance. Foto: María Peña/Impremedia
Curtis Winsor, embajador de EEUU en Costa Rica durante la presidencia de Ronald Reagan, dijo que solo Trump ofrece a los votantes una política exterior “coherente” y de amplio alcance. Foto: María Peña/Impremedia

Trump quiere reforzar sus credenciales

Trump hizo el discurso un día después de arrasar en las primarias en Maryland, Delaware, Rhode Island, Connecticut y Pensilvania, que lo acercaron más a la eventual nominación presidencial republicana.

El discurso en sí no ofreció novedad alguna pero se produjo en un contexto innegable: ante la falta de experiencia política y abundantes críticas a su retórica incendiaria –misma que lo ha catapultado a la cima de las encuestas-, el empresario de Manhattan ahora busca limpiar su imagen y parecer más “presidenciable”.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, rechazó las críticas de Trump, al afirmar que durante la presidencia de Obama, EEUU sin duda “está más seguro y más fuerte” que antes de 2009.

Afuera del hotel, esperando su llegada, una veintena de manifestantes portaban carteles y gritaban consignas de condena contra el “racismo” de Trump.

.es-carousel ul{ display:block; }

{{if itemsCount > 1}}

{{/if}}