Trasladan a “El Chapo” a prisión en zona donde sembró el terror

El narco sinaloense fue trasladado “por obras en El Altiplano”
Trasladan a “El Chapo” a prisión en zona donde sembró el terror
El Chapo fue trasladado a un penal federal de Ciudad Juárez, en Chihuahua.
Foto: (Archivo/Sin Embargo)

El narcotraficante Joaquín Guzmán Loera,  alías “El Chapo”, fue trasladado la madrugada de este sábado a un penal federal de Ciudad Juárez, Chihuahua, de acuerdo con versiones oficiales confirmadas a la agencia Associated Press.

Aunque aún no hay una confirmación oficial por parte del Gobierno federal, las versiones indican que desde este sábado a las 2 a.m., el líder del Cártel de Sinaloa fue trasladado del penal de El Altiplano, donde permaneció recluido desde el pasado 8 de enero, al Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) 9.

“No podemos confirmar si es para extraditarlo o para otra situación, aunque es más fuerte el rumor de que es para extraditarlo. Es fuerte el rumor de que hay un dispositivo para efectuar la extradición”, dijo también una fuente a la agencia EFE.

Otra fuente oficial indicó a la misma agencia española que la Secretaría de Gobernación (Segob) emitirá en breve un comunicado en el que explica que el líder sinaloense fue trasladado “por obras en El Altiplano”.

La historia de “El Chapo”, siempre llena de paradojas, tiene otra en el capítulo Ciudad Juárez. Esta ciudad fronteriza fue, desde 2007, el corazón de una guerra librada contra el Cártel de Juárez por “El Chapo” de Sinaloa.

Miles murieron en esta ciudad durante la confrontación entre La Línea y el Cártel de Sinaloa. Juárez se volvió la ciudad más violenta del mundo, con combates callejeros incontrolables.

Ahora, Guzmán Loera llega a la frontera mexicana con Estados Unidos en calidad de preso famoso. La guerra le otorgó el triunfo sobre esta ciudad de más de un millón de habitantes, pero no llegó a ella en hombros, sino con posibilidad de extradición a Estados Unidos, en donde se le reclama por crímenes diversos.

Al menos seis jurisdicciones federales del país vecino del norte lo reclaman por cargos diversos – Brooklyn, Chicago, Nuevo México, Texas, Miami, San Diego –  por cargos que van desde homicidio, conspiración para asesinar a elementos de fuerzas de seguridad, lavado dinero, contrabando de droga.

El Diario de Juárez reporta que, desde las primeras horas de este 7 de mayo, se registró una fuerte movilización policiaca en la ciudad, misma que continúa: hay presencia de elementos de la Secretaría de marina (Semar), de la Defensa nacional (Sedena), Policía Federal (PF) y estatales.

De acuerdo con el medio local, un dispositivo que incluyó alrededor de 70 elementos de seguridad de penales federales arribaron al Aeropuerto “Abraham González” y resguardaron el Cefereso.

Versiones extraoficiales señalan que Guzmán Loera fue trasladado en un jet al aeropuerto de Ciudad Juárez y, posteriormente, llevado al Cefereso.

El capo, nacido en Badiraguato, Sinaloa, fue detenido a inicios de este año junto a su jefe de sicarios Orso Iván Gastelum, “El Cholo”, por elementos de la Policía Federal, luego de que lograra escapar de un operativo que la Marina montó en un domicilio que utilizó de guarida en Los Mochis.

En ese entonces narcotraficante más buscado del mundo logró escapar por un túnel cavado debajo de un armario, mientras que sus pistoleros se enfrentaban con los efectivos federales.

Horas después, el capo salió del sistema de alcantarillado municipal y robó un automóvil. Ante el reporte del despojo, la Policía Federal montó un dispositivo y ubicó a los dos delincuentes en la carretera Los Mochis – Navojoa.

Ambos fueron traslados a un hotel, en espera de refuerzos, para inmediatamente ser llevado al aeropuerto de Los Mochis a la Ciudad de México.

Previo a la captura, el narcotraficante estuvo a punto de ser detenido en octubre cuando se refugiaba en la sierra del llamado Triángulo Dorado; sin embargo, logró huir. Según la Procuraduría General de la República (PGR) no se uso la fuerza para lograr su aprehensión pues iba acompañado de mujeres, por lo que se intentó salvaguardar la seguridad de las mismas.

La segunda fuga del narco, el 11 de julio de 2015, provocó una de las más grandes crisis en que se ha visto involucrado el Gobierno federal.

Tras las investigaciones, se supo que El Chapo se fugó por un túnel que iba desde su celda en el Altiplano y con salida a un predio cercano.

Según reportó la PGR, el reo fue trasladado a tierra a Querétaro y, de ahí, dos avionetas lo trasladaron a la sierra de Durando, donde permaneció por cerca ce tres meses.

La versión del Gobierno federal señala que las reuniones y las pláticas que sostuvo con la actriz Kate del Castillo y el actor estadounidense Sean Penn, para filmar una película sobre la vida de el capo, fueron claves para conocer la ubicación de Guzmán.

Hasta ahora, 16 funcionarios han sido detenidos por la fuga, entre ellos, Celina Oseguera Parra, excoordinadora de las cárceles federales. Y pesan averiguaciones sobre Del Castillo y la diputada de Sinaloa, Lucero Guadalupe Sánchez, por sus presuntos vínculos con el líder criminal.