Mi mensaje a los indocumentados de Nueva York

En nuestro estado no se han realizado las redadas

A lo largo de la ciudad, familias inmigrantes están viviendo con el temor de que sus vidas cambien con un solo golpe a sus puertas.

Viven con miedo de que sean oficiales de El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), que ha prometido ejecutar numerosas redadas este y el próximo mes en busca de madres y niños de origen centroamericano.

Al igual que muchos otros neoyorquinos indocumentados, estas familias están aterrorizadas por la posibilidad de ser obligadas a dejar la seguridad de los hogares por los que han luchado tanto, y sufrir una dolorosa separación de sus familias.

Este es un acto inaceptable de deslealtad en la nación de inmigrantes por excelencia y, como alcalde de la ciudad de inmigrantes por excelencia, quiero dejar bien claro que ningún organismo de nuestro gobierno municipal, incluido el Departamento de Policía, está involucrado en estas acciones de orden público.

Todo lo contrario: Creemos que debemos hacer todo lo posible para proteger a aquellos que huyen de la violencia y el sufrimiento en busca de seguridad. Es por ello que tantos de los servicios que ofrecemos —legales, de educación, alimentos de emergencia, albergues, atención médica y tarjeta de identificación municipal, entre otros— están disponibles para todos los neoyorquinos sin importar su estatus migratorio.

Usted puede llevar a sus hijos enfermos a un hospital de la Ciudad o inscribirlos en una escuela pública, conseguir una tarjeta IDNYC o ayuda alimentaria. En casi todos los casos, ni siquiera le preguntaremos por su situación migratoria al hacerlo. Excepto en las raras ocasiones en que debamos hacerlo debido a investigaciones de crímenes o actividades ilegales, la información que usted provea no será compartida con NADIE.

Si usted llama al 311 para suscribirse a algún servicio, puede hablar con alguien en su lengua materna; nuestra ciudad tiene operadores disponibles para atenderlo las 24 horas del día en más de 170 idiomas.

También estamos ofreciendo servicios en el tribunal federal de inmigración, donde por primera vez contamos con personal para ayudar a las familias que se presentan ante las autoridades a encontrar seguro médico, inscribir a sus hijos en las escuelas y más —sin importar su estatus migratorio.

Hasta hoy no se han realizado redadas en el Estado de Nueva York. Sin embargo, queremos recordarle algunos puntos en caso de que ocurran:

Usted no tiene obligación alguna de abrir la puerta de su casa;

Usted tiene el derecho de guardar silencio;

Usted no debe firmar nada sin hablar antes con un abogado;

Usted debe reportar lo ocurrido llamando a UnitedWeDream, (844) 363-1423.

Además, recuerde que estamos listos y esperando para brindarle ayuda gratuita de inmigración. Para obtenerla, sólo tiene que llamarnos al 311 y decir “ActionNYC”.

Perseguir a madres y niños que han venido a la Ciudad de Nueva York o cualquier otro lugar en nuestra nación sólo porque quieren vivir seguros y a salvo es un error, uno que desgarra el tejido social de nuestras comunidades. Me enorgullece abogar por todos nuestros hermanos y hermanas inmigrantes —hoy, mañana y todos los días.

Bill de Blasio es el alcalde de Nueva York