¿Por qué es primordial la primera hora del recién nacido?

Es fundamental que el bebé tenga contacto inmediato con la madre
¿Por qué es primordial la primera hora del recién nacido?
¿Qué quieren hacer los dos en el momento del nacimiento? Verse el uno al otro.
Foto: Shutterstock

A todos los mamíferos durante esa primera hora del nacimiento, si se les permite, ocurren dos sucesos sumamente importantes: el vínculo y el amamantamiento.

Primer suceso: El vínculo es tan importante en los animales que se ha demostrado, que si se le quita la criatura al nacer y se le devuelve después de una hora la madre no lo acepta.

Nosotros somos mamíferos y necesitamos de ese vínculo, ya que se ha demostrado que a la madre que se le deja el bebé en su pecho al nacer y se ven el uno al otro (los bebés ven desde que nacen pero de cerca) tendrán más deseos de estar juntos, ocurre el primer enamoramiento del ser humano. También es importante que el padre este presente en el momento del nacimiento para ese vínculo.

La madre ha tenido a su bebé nueve meses en su barriga y lo ha sentido mover y ha visto unos sonogramas, pero no es lo mismo que ver el bebé cara a cara. El bebé ha sentido a su mama desde adentro, su voz, latido del corazón incluso sus tripas, pero no la ha visto. ¿Qué es lo que quieren hacer los dos en el momento del nacimiento? Verse el uno al otro.

Segundo suceso: Amamantamiento, el doctor Marshall Klaus demostró que los bebés pueden hacer lo que él llama el “gateo hacia el pecho”. Esto es que si dejan al bebé sobre el pecho de la madre al momento de nacer por una hora el bebé se moverá hacia el pecho y se pegará para lactar por instinto. Puede llegar al pecho porque ven las áreas cercas que son concéntricas y oscuras como la areola, y además se guían también por el olfato, ya que reconocen el olor de la areola por que es muy parecido al líquido amniótico que conocen desde la barriga.

¿Qué puede afectar esos dos sucesos?

1) Partos medicalizados; los bebés se afectan grandemente cuando en el parto se usan medicinas y pierden una oportunidad única en sus vidas de lograr esos dos sucesos.

2) Separación al nacer: al separarlos se afecta el vínculo.

Les pongo aquí unas citas muy importantes:

  • “Tal vez ningún aspecto del parto convencional ha causado tanto malestar para las mamás, padres y bebés, como la política de los hospitales de forzar la separación en el momento en que los padres más quieren y necesitan estar con su bebé. No existe ninguna razón médica para separar a un recién nacido sano de su madre”. Bárbara Harper (escritora).
  • “Estoy seguro que la humanidad querría y debiera arrestarme si le hago a los animales lo que se les hace a las mamás cuando dan a luz, esto es, llevarse a sus hijitos lejos de ellas y ponerlos dentro de una caja donde los pueden ver pero no los pueden abrazar ni tocar”. Doctor Bradley (obstetra).
  • “Una de las conclusiones más significativas sobre este periodo temprano es que si la madre quiere lactar y se le permite el contacto temprano, iniciar la lactancia durante la primera hora después del parto y compartir la habitación con su bebé, ella tendrá mucho mas éxito que las madres que no tienen estas experiencias”. Doctor M. Klaus (neonatólogo, investigador y escritor).

Sin embargo, todavía hay hospitales donde cuando nace un bebé solo se lo enseñan a la mamá brevemente sin que apenas pueda tocarlo, se lo llevan para hacerle procedimientos y luego al nursery. No permitir que el bebé esté con su mamá por esa primera hora y luego en alojamiento en conjunto aumenta el riesgo de afectar el apego y el amamantamiento con su bebé.

Todos los hospitales deben tener como norma que, si el bebé nace sano, debe ponerse sobre el pecho de su madre por esa primera hora y después de esto se pueden hacer los procedimientos de rutina, tomar huella del pie, identificar al bebé, etcétera, para luego permitir que ambos se mantengan juntos en la misma habitación las 24 horas del día.

La doctora Meredith Small (Etnopediatra) dice en su libro: “Se podría aducir que quienes nacimos en hospitales occidentales y fuimos llevados al nursery somos un experimento sobre la interrupción del contacto normal entre un bebé y su madre”.

Los resultados de ese experimento ya lo estamos viviendo: una generación donde hay poco contacto piel a piel, poco amamantamiento y mucha violencia. ¡Vamos a hacer una nueva generación!

– Doctor Mario Ramírez, pediatra y educador en lactancia con oficina en la torre médica del Hospital Auxilio Mutuo en Puerto Rico