El Centro Julia de Burgos continúa abanderando la cultura latina desde East Harlem

Con motivo del desfile puertorriqueño en NYC hablamos de este punto de referencia cultural, nombrado en honor de la poetisa boricua
El Centro Julia de Burgos continúa abanderando la cultura latina desde East Harlem
Un mural con el rostro de la poetisa Julia de Burgos. Archivo

Como se recita en el poema ‘Yo misma fui mi ruta’, de la escritora que da nombre al Centro Cultural Latino Julia de Burgos, este espacio de referencia para los hispanos sigue “adelante, adelante” recorriendo “senderos nuevos” sin perder la esencia que lo encumbró como uno de los centros artísticos más importante de Nueva York.

No obstante, este Centro no puede considerarse simplemente un espacio cultural al uso. El Julia de Burgos ha demostrado con sus casi 50 años de historia que sus paredes no sólo sirven para dar cobijo a grandes obras  o espectáculos sino que son un auténtico altavoz para la comunidad latina y un puente que une a los vecinos con una gran cantidad de programas y actividades artísticas.

“Gracias al espacio físico podemos llegar a familias que a lo mejor de otra manera no podrían asistir a una obra de teatro o un festival de cine. Sólo con contar con el papá, la mamá y con dos hijos el precio de una tarde fuera de casa es elevadísimo, pero casi toda nuestra programación es gratuita y tenemos una variedad de eventos muy destacable”, nos contaba Mario Colón, miembro de la organización Hispanic Federation, mientras nos enumeraba varios de los proyectos que se están llevando a cabo estos días en el centro.

Nuevos tiempos, nuevos retos

La Hispanic Federation es la organización encargada de gestionar, desde octubre de 2013, el Centro de Bellas Artes Julia de Burgos (conocido por las siglas JdBPAC) que cuenta con un teatro, un pabellón de usos múltiples y dos estudios para ensayos y reuniones. Pero en el 1680 de Lexington Avenue, donde se encuentra el Centro –en el corazón de El Barrio–, también encontraremos a los miembros de Taller Boricua y el Heritage School.

Todas estas instituciones conforman el Centro Cultural con un mismo objetivo: recibir a los artistas y vecinos que quieran aprender, desarrollar y disfrutar de todo tipo de actividades culturales.

Para ello, como nos contó Mario Colón, el Julia de Burgos ha pasado también por un proceso de remodelación para adaptarse a los nuevos tiempos. “Hemos transformado el espacio para ponerlo en condiciones a nivel estructural. También hemos hecho cambios en el equipo de sonido para mejorar los espacios musicales, el teatro también sufrió un ‘make over’ para arreglar las instalaciones”.

¿Y para llegar a los más jóvenes? Mario Colón lo tiene claro: “Hip-Hop. Este estilo de música y baile nos ha ayudado mucho a seducir a los chicos y gracias a la colaboración que tenemos con la organización de Violeta Galagarza (Revolución Latina) estamos teniendo mucho éxito en varios eventos de este tipo de danza”.

Aunque el centro cuenta con buena acogida por parte del público, en ocasiones es difícil que el calendario de actividades llegue a todos los rincones de la ciudad.

“Nuestro público es principalmente vecino de East Harlem pero también viene mucha gente de otros sitios de la ciudad, por ejemplo de El Bronx, así que utilizamos la web y las redes sociales para comunicar los eventos, sin embargo, lo que mejor nos funciona es acudir a los grupos comunitarios del barrio y los carteles en los bares de la zona”, nos explicaba Mario.

Gracias a su papel histórico y el trabajo continuo de los artistas y los miembros de las distintas organizaciones que componen el Centro Cultural Latino Julia de Burgos, este espacio persiste en su labor comunitaria sin perder la magia que lo hace especial. Como nos explicó Mario, “la cultura es el punto fuerte de el Centro, la diversidad de nacionalidades que reúne, con gente de Puebla, Monterrey, grupos de distintas regiones de Ecuador, Puerto Rico… no hay otro espacio en Nueva York que reúna tanta gente, tan diversa, en un sólo espacio durante todo el año“.

Próximos Eventos

  • Todos los miércoles de junio: ‘Zumbando El Barrio’, de 6 p.m. a 9 p.m.
  • Todos los jueves de junio: Clases de Mambo y Salsa con Agustín y Franchesca de Sandunga Dance Company. Diferentes horas según los niveles. Gratuito.
  • Domingo 26 de junio: Pura Belpré Project. Espectáculo teatral para los niños. De 3 p.m. a 5 p.m. Gratuito.

Cómo llegar

  • En metro: Línea 6 hasta la 103 St o 110 St.
  • En bus: M101, M102 y M103 o por Madison Ave pasan los buses M1, M2, M3, M4 y M106.