James Wan: “Con The Conjuring 2 no estoy volviendo al cine de terror”

Para el director australiano de Furious 7 la segunda entrega de The Conjuring es un drama que casualmente es terrorífico
James Wan: “Con The Conjuring 2 no estoy volviendo al cine de terror”
Una escena de The Conjuring 2.
Foto: New Line Cinema

Cuando James Wan estrenó The Conjuring en 2013 este director de 39 años ya estaba preparando el rodaje de Furious 7. Después de éxitos como Saw (2004), Insidious (2010) y la primera entrega de la historia del matrimonio de “demonólogos” Lorraine y Ed Warren, Wan había terminado con las películas de terror.

“He hecho todo lo que quería hacer en ese género”, dijo entonces este australiano de origen malayo que ahora nos atiende por teléfono desde Los Ángeles días antes del estreno de The Conjuring 2 el viernes 10 de junio.

Pregunta: ¿Por qué volvió para hacer The Conjuring 2?
James Wan: “Aún tengo esa filosofía. Hacer The Conjuring 2 no siento que sea volver al género del terror. Para mí es un drama tradicional que resulta ser escalofriante. Pero me centro en los personajes y en continuar explorando el mundo de Ed y Lorraine Warren. No estoy volviendo al terror, estoy volviendo a estos dos personajes que realmente me gustan”.

P: Lorraine es una mujer muy especial. ..
J.W.: Sí, y volver a tener la oportunidad de trabajar con Vera Farmiga (actriz que hace el papel de Lorraine Warren) y Patrick Wilson (Ed Warren) era algo que no quería desaprovechar. Con la primera película me di cuenta de que al público le gusta que le asusten, por supuesto, pero también le gustan mucho los personajes de Lorraine y Ed, así que con Vera y Patrick traté de profundizar en su historia.

P: ¿Qué es diferente en The Conjuring 2 de la primera entrega?
J.W.: Quería que luciera diferente. Encontré una historia dentro de la carrera de los Warren que es casi tan famosa como la historia de Amityville y que ocurre en Enfield (barrio en el norte de Londres). Mover la historia a Londres le da un tono muy diferente, visualmente, y me permite probar otra forma de hacer cine. Sé que a mucha gente le gustó la primera y me he esforzado para lograr algo que sea realmente único. Aunque la historia suene familiar, no quería que la película lo fuera.

P: ¿Cuándo decidiste hacer la segunda parte?
J.W.: Cuando salió y tanta gente la vio (The Conjuring es la película de terror más taquillera desde El Exorcista), hablamos de la segunda. Pero no quise comprometerme como director hasta que no terminé Fast and Furious 7. Inicialmente hablaron con otros posibles directores.

P: Ésta es una historia real. Algunas de las personas implicadas aún están vivas.
J.W.: Los guionistas volvieron a entrevistar a Lorraine, también a la familia afectada en el caso de Enfield, los Hodgson, Janet Hogdson, Margaret Hodgson y Billie Hodgson. Básicamente quieres tener un relato de primera mano de lo que pasó. Aunque el caso fue documentado en profundidad, es importante escucharlo directamente de la gente a la que le pasó para poder comprender realmente la emoción y los personajes.

P: ¿El hecho de que sean casos reales hace la película más terrorífica?
J.W.: Creo que sí. Las historias sobrenaturales son difíciles de creer, porque se basan en el relato de gente. Pero el caso de Enfield está tan documentado… Estamos hablando de oficiales de policía que entraron en la casa y vieron cosas por sí mismos y lo reportaron a sus superiores; un equipo de documentalistas que entraron en la casa, fotógrafos, gente que era escéptica y que luego no sabía explicar lo que había visto. Esta historia particularmente añade una capa de realidad.

De izq. a dcha. James Wan, Vera Farmiga y Patrick Wilson en Las Vegas.
De izq. a dcha. James Wan, Vera Farmiga y Patrick Wilson en Las Vegas.

P: Dices que esto no es una vuelta a las películas de terror. Entonces, ¿no vas a hacer más films de este género?
J.W.: Amo el género de terror. Voy a continuar produciendo películas en este mundo. Dentro de un mes se estrena “Lights Out”, que fue un proyecto muy divertido, y seguiré ayudando a directores noveles…

P: Pero no dirigiendo…
J.W.: Aprendí de The Conjuring a nunca decir “nunca jamás”. Pero robándole una frase a Sean Connery, hay tantas otras cosas que quiero hacer… Quiero explorar otros géneros y otras películas.