Alertan sobre empleos ficticios como guardias de seguridad

La Fiscalía General de NY demandará a compañía que engañó a cientos de neoyorquinos que buscaban trabajo
Alertan sobre empleos ficticios como guardias de seguridad
En el estado de Nueva York hay aproximadamente 180,000 agentes de seguridad registrados.
Foto: Archivo
Después de una investigación encubierta de varios meses, una compañía que engañaba a los consumidores induciéndoles a pagar por cursos de formación innecesarios y costosos con el argumento de que luego conseguirían empleos bien remunerados, deberá ahora encarar una demanda por fraude ante la justicia.
El anuncio de la demanda contra Delta Services, Inc.  con sede en la ciudad de Nueva York, su predecesora Ultimate Security Force y su dueño Jeffreys Paulino se realiza este lunes,según indicó la oficina del Fiscal General del Estado.
Las empresas en referencia y su titular Paulino, serán encausados por supuestamente utilizar ofertas de trabajo y promesas de empleo falsas para inducir a consumidores desempleados a pagar por costosos y a menudo innecesarios.
 Los implicados,  han estafado a cientos y probablemente miles de consumidores, en consecuencia, de acuerdo con información de la oficina del Fiscal General,  se ha dispuesto una orden temporal de restringiendo a Delta, Ultimate Security y el señor Paulino de transferir, convertir o eliminar ningún activo de su propiedad, poseídos o controlados por ellos.
 “Las agencias de empleo sin licencia cínicamente se aprovechan de personas vulnerables, neoyorquinos desempleados en busca de ganarse la vida”, dijo Eric Schneiderman, el Fiscal General.
Schneiderman aseguró que su dependencia no tolerará una conducta fraudulenta, engañosa e ilegal de ningún tipo, y mucho menos contra los residentes de Nueva York que luchan por encontrar trabajo.
 “Vamos a buscar las penas máximas, así como la restitución para los consumidores defraudados”, insistió.
 De acuerdo al fiscal Schneiderman, la demanda busca la restitución de miles de dólares de los consumidores supuestamente defraudados en los esquemas, así como una medida cautelar que prohíbe las empresas continuar operando estos fraudes.

Agencias tener licencia

La Fiscalía general precisó que las agencias de empleo que operan en la ciudad de Nueva York están obligadas por ley a tener una licencia del Departamento de Asuntos del Consumidor de la Ciudad de Nueva York y no pueden ofrecer o prestar servicios de colocación de empleos por una cuota si no tienen licencia.
Asimismo, las agencias deben proporcionar información a los solicitantes de empleo, tales como el nombre y dirección de la persona a la que el solicitante solicita el empleo, el tipo de servicio a realizar, la tasa esperada de los salarios o compensación, si tal empleo es permanente o temporal y el nombre y dirección de la persona que autoriza la contratación de dicho solicitante. También deben revelar su nombre y dirección y la palabra “agencia” cuando se anuncian en periódicos u otros medios de comunicación impresos.
 La demanda planteada por la Fiscalía general alega que Delta y Ultimate Security funcionaban sin licencia y cobraban por adelantado los honorarios a las personas buscando trabajo, en violación de la ley de Nueva York.

Falsas promesas

Después de recibir quejas de los consumidores, la Oficina del Fiscal General llevó a cabo una investigación encubierta que reveló que la empresa y su predecesora fueron presuntamente publicaron falsos listados de empleos en línea y en los periódicos, ofreciendo empleos bien remunerados de guardias de seguridad. La demanda alega que estos anuncios eran un ardid para vender el entrenamiento de alto precio de guardia de seguridad y otros cursos. Cuando los consumidores respondieron a los anuncios, ambas compañías prometían a los consumidores que serían colocados en un puesto de trabajo.
Además de hacer falsas promesas de empleo, la demanda alega que las empresas hacían creer falsamente a los consumidores que necesitaban completar un paquete completo de cursos de guardias de seguridad para ser elegible para trabajar como guardia de seguridad o como un trabajador de mantenimiento.
En otros casos, las empresas presuntamente dijeron a los consumidores que tenían que tomar un curso de formación  de Occupational Safety and Health Administration (OSHA). De hecho, no es necesaria la formación de OSHA para obtener estos puestos de trabajo y sólo uno de los tres cursos de la serie guardia de seguridad – el curso de formación de ocho horas de pre-asignación- se requiere para comenzar a trabajar como guardia de seguridad.
Las empresas supuestamente les dijeron a muchos consumidores antes de que pudieran empezar a trabajar en la posición prometida, tenían que completar una serie de cursos de formación de OSHA o cursos de formación de guardias de seguridad a un costo de entre $199 a $499.
Después de los consumidores pagaban y completaron los cursos de formación, descubrieron que las promesas eran mentiras: las empresas en realidad no proporcionan empleo a los graduados de los cursos. En cambio, las empresas ofrecían “referencias” sin valor a las empresas. Cuando los consumidores daban seguimiento a las referencias, la demanda alega que se encontraron con que las empresas a las que eran referidos, no tenían conocimiento de Delta o de Ultimate Security.
Un centro de formación autorizado es una organización no lucrativa, un Centro de Educación OTI seleccionado por la OSHA a través de un proceso competitivo. Una lista de instructores autorizados se puede encontrar enwww.outreachtrainers.org.
También hay una lista de formadores de vigilancia, cuyas autorizaciones hayan sido suspendidas o revocadas.
La lista se puede encontrar en http://www.osha.gov/dte/outreach/watchlist.html.

Consejos para evitar fraudes

  • Los consumidores que desean trabajar como guardia de seguridad deben ser cuidadosos de cualquier escuela de formación para los guardias de seguridad que se hace pasar por un empleador de los guardias de seguridad o se compromete a colocar a los estudiantes en puestos de guardias de seguridad.
  • Los consumidores deben leer cualquier contrato con la compañía de guardia de seguridad con cuidado y, antes de firmar cualquier contrato, comprobar para ver si la escuela está aprobada por el Departamento de Servicios de Justicia Criminal del Estado de Nueva York. Los consumidores también deben tener en cuenta que hay incluso cursos gratuitos de formación de guardias de seguridad o de bajo costo pueden estar disponibles. Por ejemplo, el Centro de Oportunidades de Educación de Manhattan de la Universidad Estatal de Nueva York, http://meoc.bmcc.cuny.edu, ofrece cursos de formación guardia de seguridad gratuitos para las personas que cumplen con ciertos requisitos de ingresos, y muchos colegios comunitarios ofrecen cursos de guardia de seguridad de bajo costo.
  • Este caso es el más reciente de una serie de acciones interpuestas por el Fiscal General Schneiderman contra las escuelas de guardia de seguridad y empresas que engañan a neoyorquinos desempleados con ofertas de trabajo falsas y venderles cursos de formación de guardias de seguridad. Otras acciones se han presentado contra C. P. International security, 1st Security Prep and Placement,  Security Elite Group, y LJW Security Services.