La dura confesión de Neymar: cómo fue el día en que casi se queda paralítico

El delantero brasileño, que jugará los Juegos Olímpicos con su selección, reveló la difícil situación que vivió durante el Mundial 2014

Guía de Regalos

La dura confesión de Neymar: cómo fue el día en que casi se queda paralítico
Neymar estará disputando los Juegos Olímpicos de Río 2016 con la selección de Brasil.
Foto: EFE

Cuando recuerda la dura lesión que lo marginó del Mundial Brasil 2014 en plena competencia, Neymar aún experimenta las mismas sensaciones de tristeza y temor que vivió. No sólo porque fue la peor despedida que podía imaginar para su primera Copa del Mundo (sí, peor que 7-1 contra Alemania), sino también porque el rodillazo del colombiano Camilo Zúñiga en el partido de cuartos de final estuvo a dos centímetros de dejarlo paralítico. Incluso, hasta le quitó la movilidad de las piernas por algunos días.

“El médico me dijo que si el golpe lo hubiese recibido dos centímetros al lado, no podría haber vuelto a caminar y me habría quedado postrado en una silla de ruedas. Fui al hospital y no conseguía mover las piernas. Lloré muchísimo. Fue la peor semana de mi vida. Desde pequeño tienes el sueño de jugar el Mundial y te quedas fuera por un golpe desleal”, confesó Neymar en una entrevista con ‘Programa do Jo’, en la TV brasileña.

El N°10 de la verdeamarela se encuentra en Brasil preparándose para los Juegos Olímpicos de Río 2016, en los cuales el torneo de fútbol comienza el 4 de agosto. Para poder participar, primero tuvo que bajarse de la Copa América del Centenario. No fue una decisión fácil. “El Barça me aconsejó no jugar dos competiciones y me dejaron elegir una de las dos. Hablándolo con la federación brasileña decidimos que lo mejor era que disputase los Juegos Olímpicos”, reconoció.

Neymar Mundial 2014
Una lesión en la espalda marginó a Neymar de las semifinales del Mundial de 2014.

Un mensaje para Messi

Neymar se mostró sorprendido por la decisión de Lionel Messi de abandonar la selección argentina. “Fútbol sin Messi y Messi sin fútbol es una cosa que no combina. A quien le gusta el fútbol siempre quiere ver al mejor dentro del campo”, dijo.

Por último, reconoció que a su hijo no le gusta el fútbol… “Hoy estaba entrenando y le dije ‘vamos a jugar a fútbol‘. Y él me responde ‘no me gusta, vamos a jugar al iPad’”. Aunque también confesó que él no mira fútbol. “O juego o no lo miro porque me pongo nervioso. El domingo, por ejemplo, sólo vi la parte final de la Euro, cuando marcó Portugal. Por cierto, los felicito por el título, así como a Cristiano”, cerró.