Muro humano anti-Trump se toma las calles de Cleveland

Con la consigna de "Aquí estamos y no nos vamos; si quieren muro, muro les damos", inmigrantes y activistas se manifiestan
Muro humano anti-Trump se toma las calles de Cleveland
Convención Republicana.
Foto: Maribel Hastings

Maribel Hastings
America’s Voice

CLEVELAND, Ohio – Con la consigna de “Aquí estamos y no nos vamos; si quieren muro, muro les damos”, inmigrantes y activistas pro inmigrantes desplegaron un “muro anti-Donald Trump”, hecho de tela, en la Plaza Pública que es zona de protestas, y posteriormente por las calles aledañas del centro de esta ciudad sede de la Convención Nacional Republicana.

En esta zona donde a diario se llevan a cabo protestas y manifestaciones de diversa índole, una cosa queda clara: hay más diversidad de ideas y de personas que dentro de la Convención Nacional Republicana, ya amurallada por la seguridad y por las ideas aislacionistas que de ella emanan.

Inmigrantes de Ohio: entre amenazas y más promesas

Uno de los mayores contrastes con previas convenciones es la casi nula presencia de figuras hispanas, sobre todo en el podio. Aunque hoy día el senador de Texas y exaspirante a la nominación presidencial republicana, Ted Cruz, hablaría ante el cónclave, y se anticipa además que en algún momento lo haga el senador de la Florida, Marco Rubio, vía video, esta es una asamblea mayormente anglosajona con mensajes radicales anti todo, en especial antiinmigrante.

Ese fue lo que motivó a activistas de todo el país y de diversos grupos pro inmigrantes, entre ellos Mijente y Puente, a desafiar el odio con su muro de tolerancia.

“Es importante enfrentar a un grupo de gente, Trump y su Partido Republicano, que no nos quiere y que continuamente habla en contra de nosotros”, indicó Huelmely de Jesús, de United We Dream en Wisconsin.

Trump y su severo problema latino

Su grupo desplegó una manta que, entre otras cosas, leía:” La xenofobia mata, la islamofobia mata, la brutalidad policial mata, la misoginia mata”.

Los manifestantes cumplieron su promesa de levantar un muro pero para mantener a raya la actual retórica de odio y xenofobia que fluye de la campaña de Trump.

“No hay que esperar a que este señor sea presidente para empezar la lucha. Hay que empezar aquí y pararlo desde aquí antes de que sea presidente, porque cómo nos va a ir, no sólo a nuestra comunidad, sino a todo el país”, declaró Tomás Martínez, otro de los manifestantes.

Es en sus palabras y en la nutrida participación de este evento quedó exhibida la idea de que quienes se han congregado en la Convención Nacional Republicana han quedado amurallados por su propia retórica antiinmigrante y de exclusión.

Hoy algunos tomaron las calles, mientras la esperanza de otros es que el voto anti-Trump se tome las urnas en noviembre. Como el taxista de origen nigeriano que nos transportó después de la protesta, cuya hija habla español y le enseña inglés como segundo idioma a inmigrantes mexicanos.

Tímidamente pregunta: ¿A ustedes les gusta Trump?

Tras la respuesta, respiró aliviado.
Maribel Hastings es asesora ejecutiva de America’s Voice y David Torres es asesor de medios en español de America’s Voice