Vieira a Marsch: “Deja de llorar”

"Vieira no quiso darme la mano en el pasillo", dijo Marsch
Vieira a Marsch: “Deja de llorar”
Patrick Vieira (izq.) y Jesse Marsch.
Foto: Getty Images

La rivalidad entre los dos equipos de la MLS de Nueva York ha alcanzado a los dos técnicos, que no se saludaron al finalizar el partido.

Patrick Vieira, entrenador del New York City FC, acusó a Jesse Marsch de influenciar el arbitraje del derby con sus declaraciones durante la semana. El técnico de New York Red Bulls fue multado el jueves pasado por decir que las estrellas del NYCFC Villa, Pirlo y Lampard recibían un trato preferencial por parte de los árbitros.

“Hay una epidemia en la liga de árbitros que quieren darle el beneficio de la duda a los jugadores estrella”, dijo Marsch.

Tras el derby, en el que Vieira fue expulsado mediada la primera parte, el francés dijo que las declaraciones de Marsch estaban orquestadas para influenciar el partido.

“Él lloró durante toda la semana”, dijo Vieira. “Somos completamente diferentes como personas y como caracteres. Pero esto parte del derby. Son dos equipos diferentes. Ellos prefirieron llorar abiertamente y les funcionó, porque hoy han ganado. El hecho es que el árbitro fue influenciado. Esas declaraciones nunca debieron haber salido en una semana de derby”.

Vieira comentó que no sabía por qué le habían expulsado: “Si pasar la línea supone la expulsión, entonces sí, estoy bien expulsado”. En los minutos anteriores había intercambiado palabras con Marsch sobre el césped.

“Deja de llorar y deja de quejarte. Ésa fue mi conversación con Jesse”, declaró Vieira en la rueda de prensa tras el partido.

Marsch: “No quiso darme la mano”

Inmediatamente después de salir Vieira de la sala de prensa, entró Marsch a responder las preguntas de la prensa.

“No quiso darme la mano en el pasillo”, dijo Marsch preguntado por el ataque del francés hacia él.

“Siempre trato de ser respetuoso. Ellos creyeron que dar mi opinión como lo hice fue irrespetuoso. Y según las reglas de la liga recibí una multa”, dijo, en un tono más conciliador que el de su homólogo.

“Creo que Mark (Geiger, el árbitro) estuvo fantástico. Tuvo un partido limpio, quizá el mejor del año”, opinó sobre el arbitraje.

“Las aficiones no se quieren una a la otra. Se nota el odio. Así se está generando esta rivalidad y así será el próximo partido y los próximos años”, apuntó Marsch.

“Así se crean las rivalidades en los derbys”.