Expanden programa de vigilancia vecinal a 12 cuarteles

Más de la mitad de los cuarteles de la ciudad participarán del programa de vigilancia comunitaria.
Expanden programa de vigilancia vecinal a 12 cuarteles
El NYPD trata de mejorar sus relaciones con la comunidad.
Foto: Mariela Lombard / El Diario

Mejorar las relaciones entre la policía y la comunidad es un reto cuando todavía están latentes en la ciudad incidentes como la muerte del afroamericano Eric Garner, que por vender cigarrillos de contrabando acabó muerto a manos de la policía.

Precisamente, esta semana las autoridades anunciaron la expansión del programa de vigilancia barrial a cargo del NYPD.
Pero cómo confiar en el éxito de este programa, se preguntaban hispanos como Pedro Cruz, quien aún no borra de su memoria el caso Garner.
“Once veces dijo que no podía respirar”, recordó Cruz de 49 años, quien reside en el East Village, uno de los vecindarios donde se ejecutará el programa de Oficiales de Coordinación Vecinales (NCO por sus siglas en inglés).

Cruz tiene la esperanza de que la comunidad confíe en los oficiales y los llamen más.

Eso es lo que espera el Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) y el alcalde Bill de Blasio con la ampliación de NCO a 12 cuartales.
Ahora más de 50% de los retenes policiales participan del programa.

Se espera que 100% de los cuarteles en viviendas públicas tengan este tipo de oficiales.

“Cuando los neoyorquinos conocen a sus oficiales locales y confían en ellos, todos estamos más seguros como ciudad. En tiempos como este, tenemos una responsabilidad de proveer a la nación un modelo de vigilancia vecinal respetuoso y sensible”, expresó De Blasio.

El programa liderado por el jefe de departamento y flamante comisionado James O’Neill, comenzó su implementación diez meses después de la muerte de Garner en mayo del 2015 en cuatro cuarteles.

El objetivo es que hayan oficiales designados en cada cuartel que identifiquen y respondan a las preocupaciones de los vecinos, y pasen más tiempo estableciendo y fomentando relaciones con la comunidades a quienes les sirven.

O’Neill frecuentemente describe el programa como “altamente efectivo” e indicó que NCO es un modelo para combatir crimen que está mejorando los vecindarios “bloque por bloque”. “Está enfocado para que nuestras comunidades conozcan a sus policías locales y que a la vez confíen en que esos oficiales ayudarán a sus vecinos a vivir mejores vidas”, dijo.

Personas como Nadia Guzmán, de 45 años, quien ha vivido en el Lower East Side por más de 20 años, finalmente conocerá a los policías que mantienen su área segura. La dominicana dijo que aunque frecuentemente ve a oficiales patrullando, no conoce el nombre de ningún policía en su área. “Entre conocerlos y simplemente verlos hay mucha diferencia”, expresó.

Para el comisionado William J. Bratton, quien dejará el cargo en septiembre, este programa representa la dirección que está tomando la vigilancia en Estados Unidos. “La expansión concreta los cambios profundos en la vigilancia que ha estado ocurriendo en la Ciudad de Nueva York desde su fundación”, dijo.

“En general tenemos la esperanza de que esta expansión de vigilancia vecinal sea efectiva”, dijo Michael Sisitzky asesor político para la Unión de Libertad Civiles en Nueva York. “Pero tiene que haber rendición de cuentas y transparencia y de eso ha carecido el NYPD por décadas”, añadió. Su organización espera que el nuevo comisionado castigue a los oficiales irresponsables y que el Concejo Municipal pase el  Right to Know Act

¿Qué es NCO?

Los oficiales que participan en el programa tienen que usar 33% de su tiempo conociendo y trabajando con miembros de la comunidad, identificando problemas recurrentes, y encontrando maneras que prevenir que los jóvenes se conviertan en delincuentes.

A estos oficiales vecinales se les ofrece entrenamiento especial sobre mediación, resolución de conflictos, hablar en público, análisis de delincuencia, y recursos de servicios sociales. También se adiestran en funciones de operaciones especiales como la vigilancia en los proyectos de vivienda pública, violencia doméstica, prevención de delitos, entre otros.

Los NCO son parte de un plan de acción del Alcalde y el Comisionado llamado Una ciudad: segura y justa en todos lados. La iniciativa, que se lanzó en junio del 2015, se basa en la creencia que la mejor manera de mantener la ciudad segura es comprometiendo a las comunidad en la lucha contra el crimen, exaltando su importancia en cooperar con la NYPD.

Los 12 vecindarios a los cuales se le añadirán estos servicios son:

Cuartel 9 – East Village, Manhattan
Cuartel 28 – Harlem, Manhattan
Cuartel 41 – Woodstock/Hunts Point, Bronx
Cuartel 60 – Brighton Beach, Brooklyn
Cuartel 69 – Canarsie, Brooklyn
Cuartel 84 – Brooklyn Heights, Brooklyn
Cuartel 88 – Fort Greene/Clinton Hill, Brooklyn
Cuartel 103 – Jamaica, Queens
Cuartel 114 – Astoria, Queens
PSA 1 – Coney Island, Brooklyn
PSA 4 – Lowest East Side, Manhattan
PSA 9 – Pomonok, Queens

Cifras:

  • En mayo del 2015 se lanzó la medida en 4 cuarteles.
  • Hasta ahora se ha expandido a 32 cuarteles.
  • En octubre se expandirá a 12 cuarteles extra, haciendo que el 51% de los cuarteles en la ciudad participen del programa.
  • Para octubre 100% de los cuarteles designados a viviendas públicas tendrán el programa de vigilancia vecinal.