Piden fondos para ayudar a sobrevivientes de violencia doméstica

En Nueva York diariamente la policía recibe unas 600 llamadas por hechos violentos en el hogar, en su mayoría contra mujeres, a quienes les cuesta mucho trabajo salir del círculo vicioso de los agresores
Sigue a El Diario NY en Facebook
Piden fondos para ayudar a sobrevivientes de violencia doméstica
U.S. Senator Kirsten Gillibrand recorre junto con WIN CEO Christine Quinn y la presidenta del boro de Mahattan, Gale Brewer el centro para la ayuda de madres que dufrieron violencia domestica en Manhattan. Foto Credito: Mariela Lombard / El Diario NY

Cada día la Policía de Nueva York recibe unas 600 llamadas por hechos de violencia doméstica, en su mayoría contra mujeres. Y aunque muchas de ellas quieren tomar la decisión de salir del círculo vicioso en el que han caído con sus agresores, miedos como un lugar dónde vivir y quedarse sin apoyo económico, terminan evitando que las víctimas denuncien.

“Los estudios muestran que a una sobreviviente de violencia doméstica le toma al menos 11 incidentes de abuso antes de decidirse a denunciar el hecho ante la policía”, aseguró la presidenta del programa de albergues WIN, Christine Quinn, quien le hizo un llamado urgente al gobierno local y federal para que contribuya con más recursos hacia los albergues.

“Cuando una mujer sabe que tiene un lugar como este donde puede estar tranquila y donde podemos ayudarla con sus hijos, se siente más segura”, comentó Quinn, en un sitio que protege entre otras, a muchas mujeres que fueron víctimas de abusos por parte de sus compañeros sentimentales.

“Tristemente la violencia doméstica es un tema común en Nueva York, en Estados Unidos y en el mundo, pero la buena noticia es que ya no estamos murmurando sobre eso sino que lo estamos hablando”, dijo. “Pero no es nada fácil salirse de esa situación”.

La senadora estatal Kirsten Gillibran, quien estuvo visitando uno de los lugares de WIN, se comprometió a abogar en Washington por más recursos pues entiende que si las víctimas de violencia doméstica saben que hay lugares que les pueden tender la mano es menos difícil dar ese paso.

“Hablé con una mujer que dejó al abusador, lo que es algo muy dificil, pero lo hizo y ahora está saliendo adelante, ganando un mejor salario y con sueños de ir a la universidad”, comentó la líder política.

“Si una mujer está en una situación de violencia doméstica tiene que protegerse, creer en ella y retomar el control de su vida. Hay que tomar el riesgo de salir de una relación abusiva, vale la pena”, agregó la senadora.

La presidenta del condado de Manhattan, Gale Brewer también reconoció que se necesitan recursos adicionales para mejorar las condiciones de las mujeres víctima de violencia doméstica en la ciudad y dejó claro que sin importar el estatus migratorio, pueden beneficiarse de los programas de apoyo que hay en la Gran Manzana.

Y es que la problemática de violencia doméstica en Nueva York es tan alarmante, que, Christine Quinn aseguró que incluso dentro de algunos albergues han llegado los agresores a golpear a sus exparejas.

“El problema también es que muchas personas han crecido en ambientes de violencia y no piensan que lo que ocurre está mal”, comentó la ex presidenta del Concejo de Nueva York, al recordar que alguna vez una mujer embarazada dijo que su pareja solo la golpeó una vez en ese estado, pero que no lo vio como algo serio.

Queen recalcó que es importante que todas las autoridades y los estamentos de la sociedad se unan para no dejar solas a las mujeres abusadas y poder seguir con labores de educación y de apoyo que les de mejores opciones.

“Necesitamos más dinero de la Ciudad, del Estado, del Gobierno Federal y de las organizaciones filantrópicas para ayudar a cambiar la vida de miles de mujeres, pues esto va a hacer una diferencia enorme en sus vidas y la de sus hijos”, concluyó Queen,  en uno de los campamentos de verano dedicado a las artes, donde hijos de algunas mujeres abusadas y de otras desamparadas se han beneficiado.

Violencia doméstica y albergues en cifras

  • Actualmente se estima que hay 12,750 familias desamparadas en Nueva York
  • En total hay registrados 58,861 desamparados; de ellos 23,207 son niños.
  • WIN maneja 10 albergues en Manhattan, Brooklyn, Queens y El Bronx.
  • El año pasado atendieron un total de 12,000 personas sin hogar, de los cuales 6,600 fueron niños.
  • La policía reporta que en Nueva York anualmente se registran 250,000 hechos de violencia doméstica, es decir que reciben unas 600 llamadas al día.
  • La policía cuenta con una unidad especial de 350 oficiales e investigadores de hechos de violencia doméstica en todos los precintos
  • En promedio 760 estadounidenses son asesinados con armas de fuego cada año por sus cónyuges, ex cónyuges o parejas.
  • Más del 80 por ciento de las víctimas son mujeres.
  • Según un informe del Violence Policy Center del 2015, el 93% de las mujeres asesinadas por hombres conocían a su asesino, una mayoría de los cuales eran parejas.

Usted no está solo; si es víctima de violencia doméstica pida ayuda:

  • New York City Domestic Violence Hotline
    1-800-621-HOPE (4673)
  • The National Domestic Violence Hotline
    Disponible los siete días de la semana, de 7:00am a 2:00am
    1-800-799-7233 | 1-800-787-3224 (TTY)