La Víbora: Kate del Castillo necesita limpia urgente

A nuestra serpiente venenosa no se le escapa nadie de la farándula
La Víbora: Kate del Castillo necesita limpia urgente
En la imagen, la actriz mexicana Kate del Castillo aparece fotografiada junto Alfredo Guzmán, hijo de "El Chapo". Foto: Especial.
Foto: Foto Especial

¡Santa Cachucha! Por favor alguien recomiéndele un buen brujo en Catemaco a Kate del Castillo. O de menos llévenla con el Indio Amazónico, pero con carácter de urgencia.

Es que de verdad, a la actriz mexicana cuando no le llueve le llovizna. Ahora, cuando creíamos que ya había pasado lo peor sobre su infame encuentro con el finísimo e ilustre narcotraficante mexicano, el Chapo Guzmán, surge una foto que la vuelve a poner en el ojo del huracán. Y por lo que se ve, la muchacha está muy contentita en la imagen.

Resulta que hace unos días llegó la noticia de que en Puerto Vallarta, México, habían secuestrado a un grupo de comensales en un céntrico restaurante. Poco a poco han surgido detalles, y tal parece que algunos de los desaparecidos son hijos de El Chapo.

Lo saben por los carrazos de lujo que incautaron las autoridades afuera del local, en los que encontraron teléfonos celulares de los supuestos secuestrados. Pues en uno de los aparatos, al parecer, hallaron fotos de Alfredo Guzmán –hijo del narco– en el que se le ve posando muy feliz en una selfie con su carita pegadita a la de la actriz, a quien también se la ve rebosante.

El chico en cuestión fue quien aparentemente fungió como chofer cuando Kate se entrevistó con El Chapo. Así las cosas, ¿cómo quiere la artista que olvidemos que se creyó su papel de la Reina del Sur? Sea como sea, le urge una limpia, ¿no creen?

En otro tema no menos jugoso, pregunto: ¿Hasta cuándo se dará cuenta Jacky Bracamontes de que está casada con un patán?

La pareja está atravesando por uno de los mejores momentos de su vida.
¿Cuernos para Jacky Bracamontes otra vez?/Archivo

¡Ay, me da coraje que sea tan boba! ¿O se hace la tonta? El tipucho, que tiene una cara de Don Juan que no puede con ella, le volvió a poner el cuerno. Así como lo leen.

¿Recuerdan que ya lo había hecho hace como un año en un antro de Cancún, donde lo cacharon con una rubia bien guapota? Pues como buen engatusador, le lavó el coco a Jacky y la convenció de que todo era una mentira de los medios, que era un santo palomito y que ella era la única mensa, ¡digo!, la única mujer en su vida.

Y la pobre Jacky cayó redondita. Pues ahora, en las fotos que publicó una revista, el tipucho aparece en otras fotos con otra chica en un bar de lujo de Ciudad de México. Se los ve muy tomaditos de las manos y subiéndose a un auto.

Seguramente el hombre le va a decir a su ingenua esposa que era su hermanita, a la que llevó a pasear, que los medios están tratando de acabar con su lindo matrimonio y bla, bla, bla. Y la bobita de Jacky le va a creer. ¿Hasta cuándo vas a abrir los ojos, mujer, hasta cuándo?