Carolina Sandoval habla de la pesadilla que vivió cuando nació su hija

"Dios quizo que Amalia Victoria naciera"
Sigue a El Diario NY en Facebook
Carolina Sandoval habla de la pesadilla que vivió cuando nació su hija

A dos meses de haber sido mamá por segunda vez, Carolina Sandoval ya está lista para regresar este lunes, 29 de agosto, a ‘Suelta La Sopa’, el show diario de entretenimiento de la cadena Telemundo.

En exclusivo hablamos con la querida ‘Veneno’ Sandoval, quien por primera vez cuenta la pesadilla que vivió cuando a minutos del nacimiento de Amalia Victoria, la bebé tuvo que ser trasladada a cuidados intensivos donde permaneció una semana debido a una infección en la placenta que sufrió Carolina.

Pregunta: ¿Cómo fue comenzar de nuevo 13 años después de haber nacido tu primera hija, Bárbara Camila?

Carolina Sandoval: Me tuvieron que instruir otra vez, es una experiencia desde cero, por ahí yo les recomiendo a las mamás que no esperen tanto, en mi caso no fue por capricho sino porque quería hacer las cosas de una manera diferente, a mi me criaron en un hogar donde pude crecer con mis dos padres, con Bárbara me tocó hacerlo en solitario, feliz de la vida porque en este momento valoro el ahora tener la compañía para mi bebé.

P: Acostumbrada a siempre lidiar con todo sola, ¿te estás dejando ayudar con Amalia Victoria?

CS: Yo toda la vida he sido muy autosuficiente. Yo me acuerdo que un día veníamos cargadas de bolsas y Bárbara se me quedaba viendo y me dice: “Mami, ¿cuándo vamos a tener un esposo?”… Hace 16 años que vivo en este país, uno aprender a hacer todo sola y precisamente el ser tan autosuficiente te genera conflicto cuando tienes una compañía, en este caso mi esposo Nick, es muy mamá, porque le gusta estar presente y conmigo choca porque estoy pendiente de todo, hasta a mi mamá le digo cómo hacer las cosas. Eso es un problema el no dejarte ayudar.

P: ¿Cómo toma Bárbara esta etapa donde tiene una hermanita que cuenta con la suerte de tener un padre presente, y no como le tocó a ella?

CS: Cuando estaba embarazada nuestras conversaciones tenía mucho que ver con eso. Una tarde me dice: “Mamá, ¿a qué edad le daremos celular a Amalia Victoria?… Yo creo que como a los 15, porque yo lo tuve a los 4 porque no tenía papá que ayudara, pero como ella tiene a su papá”. Ella con esos planteos bobitos estaba manifestando la diferencia. Ella sí tuvo que tener un celular temprano, una niña que le tocó entender todo, de preguntarme si podíamos ir a McDonalds y nos alcanzaba para 4.99 dólares. Ella es como una mamá grande.

Carolina Sandoval con sus hijas

P: El lunes regresas a ‘Suelta La Sopa’, cuando tuviste a Bárbara te tocó salir a trabajar para darle de comer a tu hija porque estaban solas, ahora vuelves porque el público te espera, ¿cómo lo vives internamente?

CS: Soy una persona que todos los días agradezco lo que Dios me ha puesto quizás para apreciarlo. Estaba en la iglesia y escuchaba que decían que nada es demasiado, que tal vez Dios le da a sus mejores hijos las pruebas más duras. Yo recuerdo estar aspirando esas alfombras, el vómito de perro, recuerdo y agradezco mi hoy, y se me parte el alma con las mujeres que tienen que salir a trabajar recién nacidos sus hijos, yo lo viví, yo fui una de ellas.

Ahorita tengo a mi mamá, a mi esposo, a mi hija mayor, y tengo tanta gente que está siendo testigo de mi vida, yo yo muy pública y no lo veo como un defecto, cuando escucho a las personas que se quejan de las redes sociales, yo las he utilizado hasta como catarsis, en este tiempo tengo la alegría de volver al show porque esas horas que voy a estar ahí es para demostrarle a las personas que, por supuesto se puede ser mamá, eficiente y eficaz, y también se puede ser profesional y seguir su carrera.

Mi hija se llama Amalia Victoria porque es eso, una victoria, tuve cáncer de tiroides y siempre me quedé con eso en la cabeza de si iba a poder tener la posibilidad de ser mamá, a mí se me olvidó eso, pero desde que me casé con Nick teníamos la idea de tener más bebés, cuando lo empezamos a buscar no llegó y cuando lo dejamos de buscar llegó. Esta barriga fue un milagro.

P: ¿Viviste este milagro con miedo o con felicidad?

CS: Cuando me hicieron la cesárea, aunque no fue de emergencia, si no me la hacen ese día, hoy la historia sería otra, se me rompió la fuente de forma inusual, de manera lateral, pasa en una de cada mil mujeres. Yo comencé a gotear. Me sentía mal, resulta que había roto fuente y no lo sabía. Ese día estoy en bautizo de un amigo. Yo había ido como cuatro veces a la sala de partos de la ansiedad, pero fui. Cuando me hacen una prueba tenía la placenta infectada porque ya había roto fuente hace más de 24 horas, lo que pudo suceder si no me guío por mi instinto, porque yo no estaba descompuesta ni nada.

Dios quizo que Amalia Victoria naciera, sufrí mucho porque al estar infectada tuvo que quedarse en el hospital, me vine a la casa sin barriga y sin niña. Entonces cuando ahora me toque dejarla para trabajar me voy a acordar de esos días que yo estaba en pleno dolor de la cesárea, muriéndome del dolor y de la depresión, todo lo que lloré de volverme sin mi hija que estaba en cuidados intensivos. No le quiero desear a nadie lo que yo viví, fue horrible.

P: Cuando te dan esa noticia de que tu niña se tiene que quedar en cuidados intensivos, ¿qué pasó por tu mente?

CS: Yo fui a hacer un tour al hospital, a elegir una suite porque quería recibir visitas, globos, flores. Cuando pasa esto yo no quería ver a nadie, no suelo tratar mal a la gente pero era una tristeza y un dolor físico. Cuando nace me dicen que como es prematura se tenía que quedar 24 horas, pero pasa ese tiempo y me dicen que el doctor quería hablar con nosotros, a mí se me fue el corazón al estómago y me olvidé del dolor, de todo.

Nos dicen que la niña estaba bien pero por el estudio que le habían hecho debía quedarse 7 días, pero que yo me tengo que ir. Mi hija nunca estuvo en la habitación. El día que me tenía que ir yo me arreglé porque tenía que grabar algo para ‘Suelta la Sopa’, vi a la niña y cuando me tuve que despedir sentí que el corazón se me salía, era un llanto que no podía controlar, y eso que lo de mi hija era solo por protocolo, he visto tantos casos, que realmente toda mujer que se embarace y que llegue con su bebé a la casa tiene que darle gracias a Dios de por vida.

Carolina regresa este próximo lunes a ‘Suelta La Sopa’ a las 2/1 PM Centro por Telemundo en donde dará más detalles de todo lo que vivió.