Cierran temporalmente sucursal de El Super por infestación de roedores

A raíz de una denuncia el Departamento de Salud abrió una investigación del establecimiento
Sigue a El Diario NY en Facebook
Cierran temporalmente sucursal de El Super por infestación de roedores
Al llegar a El Super, los clientes se encontraron con las puertas cerradas.

Quienes esta mañana fueron a hacer el mandado a El Super de Los Ángeles se llevaron una sorpresa.  La tienda ubicada en el 1301 de la calle Gage tuvo que cerrar sus puertas el martes por la tarde, luego de una denuncia sobre la presencia de rodentes en el establecimiento.

El Departamento de Salud Pública del condado de Los Ángeles confirmó a La Opinión el cierre temporal de dicha sucursal de El Super por “infestación de roedores”.

En una declaración el supermercado indicó que había tomado el incidente muy en serio y que estaban tomando las medidas necesarias para corregirlo, cooperando con el Departamento de Salud.

El Super
Al encontrarse con las puertas cerradas y enterarse del motivo, los clientes compartieron sus opiniones. / Aurelia Ventura

“Vine nomás porque me quedaba de paso, pero de por sí, yo aquí ya no consumo la carne y cosas así porque había escuchado de los problemas”, comentó Luisa Zamora, de Inglewood. “Una vez me llegó un papel por correo avisándome que la carne no tenía la temperatura que debía tener, y que habían encontrado gusanos en la carne”, indicó. “Nomás vengo por el tomate y por los chiles, pero sabiendo que hay ratones, olvídese”.

Zamora se refirió a las alternativas de mercados que tienen los residentes de la zona.

“Las opciones que tenemos son contadas. Una busca lo que es económico, por lo que gana en el trabajo, pero a veces lo económico sale caro, porque mire lo que nos estamos comiendo”, opinó.

Luis Fernández llegó al mercado después del trabajo, a buscar pan y se sorprendió con la noticia.

“Hace seis años que vengo y encuentro todo tranquilo y limpio. Nunca hemos sabido de alguna anomalía”, indicó Fernández, quien admitió estar preocupado por la noticia.

“Me preocupa porque con los niños siempre comemos verduras. Como padre de familia, uno trata de que todo esté con higiene”. Fernández explicó que los fines de semana visitan la marqueta, pero que después del trabajo, muchas veces pasa por El Super, “a buscar lo que haga falta, como pan, leche, jamón, o lo indispensable”.

Pero la noticia del cierre y posible infestación no amedrentó a todos los clientes. Hubo compradores leales que aseguraron que seguirían comprando en el lugar.

“La realidad es que no es cosa de otro mundo”, comentó Silvia Jaramillo al enterarse. “A donde quiera hay de esos animales”, opinó la clienta. “Cuando usted va a un restaurante no va a saber lo que hay ahí, o lo que hacen los trabajadores. Pero uno no dice nada, porque hay que cuidar el trabajo”, reflexionó.

Jaramillo dijo que seguiría comprando en esa tienda, porque le era fácil, le quedaba cerca y tenía buenos precios.

Otra leal consumidora fue Araceli Mena, quien desde hace 10 años, compra en la tienda angelina.

Aquí compramos siempre, es bien aseado y nunca he visto nada”, aseguró Mena. “Vengo por lo económico, porque está cerca y porque está limpio. Yo nunca me he enfermado por la comida de acá”, opinó. Mena explicó que toda su familia y sus amigas compran en el mismo supermercado. “Pienso que quizás lo que vieron fue en otro supermercado, no aquí”, agregó.

Semanas atrás, el video de un ratoncito caminando sobre los vegetales de otra sucursal de El Super, en Covina se hizo viral en las redes sociales. A raíz de la noticia, el Departamento de Salud realizó una inspección y determinó que se trataba de un hecho aislado.

En la declaración, El Super aseguró que evaluarán cómo sus prácticas de seguridad y salud pueden ser mejoradas para evitar futuros incidentes.

Aurelia Ventura contribuyó con el artículo.