Pese a tropiezos de Trump, republicanos afilan estrategia para ganar en noviembre

Trump se reunirá con activistas afroamericanos y latinos que trabajan sobre el terreno para recabar apoyo para candidatos republicanos
Sigue a El Diario NY en Facebook
Pese a tropiezos de Trump, republicanos afilan estrategia para ganar en noviembre
Trump busca repetir el éxito que consiguió en las elecciones presidenciales de 2016.
Foto: EFE/CRISTOBAL HERRERA

WASHINGTON.- A sólo 76 días para los comicios presidenciales, los republicanos afilan su estrategia política y electoral para ganar en noviembre próximo, en medio de enormes desventajas en las encuestas, en personal y en fondos publicitarios.

Agosto ha sido un mes de mala prensa para el candidato presidencial republicano, Donald Trump, quien ha tenido que hacer cambios de personal en su campaña y ahora trabaja contrarreloj para conquistar el apoyo de los votantes afroamericanos y latinos.

Desventaja numérica

A estas alturas de la contienda general, Trump apenas ha empezado a lanzar anuncios televisivos para sumar adeptos –el primero se difundió a finales de la semana pasada-, y el temor de algunos republicanos es que el magnate empresarial haya empezado tarde y sin suficiente “combustible”.

El sitio web “FiveThirtyEight” indicó que, de cara a los comicios generales del próximo 8 de noviembre, un análisis de 558 encuestas nacionales da a la candidata presidencial demócrata, Hillary Clinton, un respaldo del 43,5% de los votantes, mientras que Trump tiene el 37,4% y el candidato del Partido Libertario, Gary Johnson, logra el 8,8%.

Ocho millones de latinos no saben por quién votarán en noviembre, dice Nielsen

EncuestasNacionales

Y, según la empresa Advertising Analytics, el “equipo Clinton” ya ha gastado un total de $113,9 millones en campañas publicitarias hasta la fecha, cifra que incluye $68,2 millones de la campaña de Clinton, y otros $45,7 millones de grupos afines a la candidata presidencial demócrata.

En cambio, el “equipo Trump” ha gastado $18,7 millones, que refleja un gasto de $4,3 millones d la campaña de Trump y otros $14,4 millones de grupos afines al candidato de Manhattan.

Esa ventaja de 6 a 1 que tienen los demócratas tiene un efecto multiplicador sobre el terreno, un dato que no pasa desapercibido en la sede del Comité Nacional Republicano (RNC, por su sigla en inglés), que intenta a toda costa que el partido recupere la Casa Blanca y retenga el control de ambas cámaras del Congreso.

Trump “ya quemó puentes” con la comunidad latina, dicen líderes y activistas hispanos

La estrategia del RNC sobre el terreno

Consultado por este diario, el RNC confirmó hoy que Trump se reunirá mañana jueves en Nueva York con activistas afroamericanos y latinos de la llamada Iniciativa de Liderazgo Republicano (RLI, en inglés), lanzada a comienzos de 2015 y dedicada a dar capacitación a jóvenes como organizadores de campo para este ciclo electoral y elecciones futuras.

La RLI, que tiene poco más de 500 empleados, “permite que el RNC tenga un acercamiento con los jóvenes, los “Millenials´y los republicanos de las minorías como nunca antes lo había hecho”, explicó la campaña.

En total, más de 20,000 entregaron solicitudes para participar en los talleres de capacitación de la RLI, de los cuales 5,000 fueron aceptados para trabajos de organización de base en diversas comunidades en 33 estados, en particular en estados clave para la contienda.

Más adelante, la portavoz hispana del RNC, Helen Aguirre Ferré, explicó a este diario que el propósito de la reunión, en horas de la mañana, será que Trump conozca a los voluntarios y el trabajo que realizan para recabar apoyo para candidatos republicanos en todos los niveles del gobierno. No se prevé que hablen de los planes y nueva postura de Trump en materia de inmigración.

Dentro de las comunidades hispana e inmigrante, pocos confían en que Trump esté “suavizando” su postura contra la inmigración ilegal, tomando en cuenta que ha pasado 15 meses recetando la deportación masiva de los once millones de indocumentados y la construcción de un muro en la frontera sur.

Clinton prepara ataque contra Trump y su apoyo a la extrema “derecha alternativa”

Pero Aguirre Ferré negó que exista comparación entre el Trump de ahora y Mitt Romney, el entonces candidato presidencial republicano de 2012, que primero recetó la “autodeportación” de los indocumentados y luego suavizó su postura, pero solo obtuvo el 27% del voto hispano.

Son dos candidatos muy distintos, es una elección diferente, y estamos en tiempos distintos. El panorama es distinto… la gente está buscando un cambio amplio” como el que ofrece Trump, aseguró Aguirre Ferré.

Aparte del acercamiento con las minorías, el RNC también apuesta a incentivar el voto temprano a finales de septiembre próximo en Wisconsin e Illinois, y en otros siete estados que podrán emitir su voto por adelantado a partir de octubre próximo.

Esa lista de siete estados incluye a Ohio, Colorado, Nevada, Carolina del Norte, Florida, Arizona y Georgia, estados donde se prevén contiendas muy reñidas.

Se calcula que una tercera parte del cómputo total de votos proviene del voto por adelantado o por correo, principalmente de los votantes más leales y más activos del partido.

¿Quiénes son los “asesores hispanos” de Trump?

El RNC confía en que su estrategia y recabación de datos le permitirá reducir la ventaja que han tenido los demócratas en estos esfuerzos.

La campaña de Clinton, por su parte, también comenzó su propia movilización de la base desde el inicio de las primarias.

Hasta hace poco, todos los esfuerzos de Trump estaban dirigidos a afianzar el apoyo de los votantes blancos, en particular de los hombres, que han expresado abiertamente su descontento con el “establishment” político de su partido.

Frente a críticas de que su esfuerzo llegar tarde y es poco, un portavoz de la campaña de Trump, Jason Miller, dijo a la prensa que se trata de un esfuerzo genuino.