La celebración del Día del Trabajo no existe para muchos latinos de bajos recursos

Varios inmigrantes que trabajan en las calles deben seguir con sus negocios para poder pagar sus cuentas del mes
La celebración del Día del Trabajo no existe para muchos latinos de bajos recursos
Guadalupe Santiago vende perros calientes en la calle Alvarado de Los Angeles.

Para el mexicano David Haro el trabajar haciendo cinturones, pulseras y llaveros de piel le enorgullece pese a que no descansa ni un día a la semana.

Ni siquiera en los días festivos como el Día del Trabajo, que se celebra los primeros lunes de cada septiembre en Estados Unidos.

“Si no trabajo no tengo dinero”, dijo Haro de 67 años de edad mientras elaboraba unas pulseras de piel en su puesto sobre la calle Alvarado en el área de McArthur Park.

David Haro, de 67 años, vende pulseras de piel para pagar sus gastos. / Aurelia Ventura
David Haro, de 67 años, vende pulseras de piel para pagar sus gastos. / Aurelia Ventura

“Pero a mí me gusta mucho [confeccionar brazaletes]. El olor a la piel me recuerda a mi abuelo que es quien me enseño este arte”, agregó Haro con una sonrisa.

A pocos pies de distancia, Arnulfo Ramírez vende accesorios para aparatos electrónicos y dice que el trabajo de vendedor ambulante a veces puede ser difícil, pero él lo disfruta porque le da de comer.

Arnulfo Ramirez vende accesorios para aparatos electrónicos. Aurelia Ventura
Arnulfo Ramirez vende accesorios para aparatos electrónicos. Aurelia Ventura

A pesar de sus 62 años, Ramírez tampoco planea descansar este lunes.

“Si no se trabaja, ¿qué va a hacer uno? De aquí sale para todo, para comer para la renta y los otros gastos”, dijo Ramírez de origen mexicano.

En 1894 el Congreso de Estados Unidos aprobó una ley que convirtió de manera oficial el primer lunes de septiembre como un día festivo nacional en reconocimiento al Día del Trabajo.

“Es una creación del movimiento obrero y está dedicada a los logros sociales y económicos de los trabajadores estadounidenses. Constituye un homenaje nacional anual de las contribuciones que los trabajadores han hecho a la fuerza, prosperidad y el bienestar de nuestro país,” explica la página web del Departamento del Trabajo de EEUU.

Sin embargo, por razones culturales o de necesidad los latinos tienden a pasar por alto este día.

La mexicana Guadalupe Santiago dijo que ella considera que en EEUU los latinos son el grupo que más trabaja durante los días festivos.

Margarita Xochitecatl, de 58 años, vende a diario accesorios que ella misma teje. Aurelia Ventura.
Margarita Xochitecatl, de 58 años, vende a diario accesorios que ella misma teje. Aurelia Ventura.

“A los anglosajones les paga el gobierno el día, mientras que nosotros tenemos que luchar para salir adelante”, dijo la vendedora de hot dogs en la esquina de la calle Alvarado y el bulevar Wilshire.

“Y para los que somos más mayores de edad, no nos dan trabajo fácilmente”, agregó Santiago de 50 años de edad.

Latinos: fuerza laboral

En EEUU se estima que hay una población de 55.4 millones de hispanos convirtiendo a esta etnia en el grupo minoritario más grande, el cual constituye alrededor de 17% de la población total de la nación, según estadísticas del Censo de EEUU.

El centro Pew Hispanic considera a los latinos como el grupo que más ha crecido entre todas las etnias y ha impactado a la economía de la nación.

Estadísticas demuestran que entrel 2009 y 2013 los latinos representaron el 43.4% del crecimiento total de puestos de trabajo, con latinos nacidos en EEUU liderando la mayor parte del incremento.

Organizaciones y agencias también han reconocido la importancia de la aportación de los latinos en este país.

Desde 1989 se celebra a nivel nacional, del 15 de septiembre al 15 de octubre, el mes de la hispanidad reconociendo la contribución de los latinos en Estados Unidos.

Y a partir de 2009, los consulados latinos del país se unieron para celebrar la semana de derechos laborales en los consulados mexicanos para proveer ferias informativas para los trabajadores y empleadores de origen latino.

“Queremos informar a los trabajadores que tienen derechos con o sin papeles”, dijo recientemente en una conferencia de prensa el cónsul mexicano en Los Ángeles, Carlos García de Alba.

Después de todo, los latinos somos los que levantamos la economía de EEUU, dijo la señora Santiago, quien explicó que no siempre es seguro trabajar en ventas ambulantes.

“A veces no me pagan, se van, me roban cosas y es mejor dejarlos que se lo llevan para que uno no corra peligro”, explicó.

“[El Día del Trabajo] no existe para nosotros, debería de existir para que tuviéramos un día de descanso”, dijo Margarita Xochitecatl mientras tejía prendas de estambre para ponerlos a la venta.

“Pero como el dinero no nos alcanza tratamos de aprovechar todos los días para trabajar”, agregó sin perder la mirada de su tejido.