Escuelas todavía carecen de maestros hispanos

Aunque el programa de reclutamiento de profesores ha dado resultados, el porcentaje de educadores de las minorías es bajo
Escuelas todavía carecen de maestros hispanos
En NYC sólo 8.3% de los maestros son afroamericanos, latinos y asiáticos.

Cuando María Salsedo llegó a la ciudad de Nueva York en el 2009 desde Santo Domingo le ofrecieron a sus hijos una beca en la Academia Santa Bárbara, una escuela católica en Bushwick, Brooklyn. Pero en toda la institución sólo había una monja que hablaba español.

“Es terrible llegar y que nadie te sepa decir nada y que tú le digas que no sabes inglés y que nadie sepa [español]”, contó la madre, quien en menos de un año cambió a sus hijos a una escuela pública en la calle Grove donde había más maestros hispanos.

Esta semana sus dos hijos, de 14 y 15 años, comienzan clases y ahora la madre de 38 años asegura sentirse satisfecha de la relación que ha creado con los maestros y la atención que recibe. “Me pueden explicar las cosas bien”, dijo Salsedo, reconociendo que todavía no domina el inglés.

Pero además de ser beneficioso para ella porque le permite estar más involucrada, la madre asegura que sus hijos   -que nacieron en la República Dominicana–  ahora se sienten más cómodos por tener a maestros hispanos. “Si ellos ven que son latinos y hablan los dos idiomas, se sienten más en confianza”.

Pocos maestros de minorías

Y aunque está demostrado que es positivo que los alumnos cuenten con maestros que entiendan su cultura, actualmente el profesorado de las escuelas públicas de la Gran Manzana no refleja la diversidad del estudiantado. Mientras que los niños de las minoría conforman el 43% de los 1.1 millones de alumnos, sólo 8.3% de los hombres que son maestros son afroamericanos, latinos y asiáticos.

“La comunidad estudiantil siempre está más expuesta a tener maestros blancos que maestros de minorías”, dijo el profesor Pedro Grant Groennou, que ha estado enseñando en escuelas públicas por los pasados 12 años. El puertorriqueño de 41 años dijo que en muchas escuelas, especialmente las progresistas, “hacen un gran esfuerzo para contratar maestros de minorías”.

Grant, quién enseñan en el Brooklyn Frontiers High School, una escuela alternativa, dijo que por años las diásporas “forman parte de la comunidad escolar pero no son los maestros” sino secretarias, administradores de oficinas, o conserjes.

Programa de reclutamiento

Para mejorar esta situación, en enero de 2015 el alcalde Bill de Blasio y la Iniciativa de Hombres Jóvenes en la Ciudad de Nueva York, lanzaron un programa con el fin de añadir 1,000 maestros adicionales de las minorías en las escuelas públicas para el año 2018.

El programa llamado NYC Men Teach (Hombres de NYC Enseñan) ofrece entrenamiento, talleres, conexiones y desarrollo para hombres que provienen de comunidades diversas poco representadas en las escuelas.

“Definitivamente estamos por buen camino para alcanzar nuestra meta de tener 300 hombres de minorías más que el año pasado en los salones de clase”, dijo Crystel Harris, directora de reclutamiento diverso del Departamento de Educación (DOE).

Nacida y criada en El Bronx, Harris creció en un ambiente donde la mayoría del profesorado estaba constituido por mujeres blancas. Ella asegura que ahora se está empezando a ver un cambio en la actitud, y que muchos ya no ven que ser maestro no es solamente un trabajo para las mujeres.

“La importancia de esta iniciativa es asegurarse primero que los hombres de color vean que ellos también tienen un rol en el desarrollo de nuestros estudiantes, y además enseñarles a los directores y líderes de las escuelas la importancia y el impacto que tienen estos hombres de comunidades diversas en el desarrollo de sus escuelas”, dijo.

Su equipo quiere ver a maestros que representen a sus estudiantes y que compartan sus experiencias. “Tal vez tengas experiencias diferentes, pero puedes traerlas para que de esa manera mientras desarrollamos a nuestros estudiantes, no solo académica sino social y emocionalmente, ellos tengan varios tipos de ejemplos que los ayuden mientras continúan creciendo y progresando”, dijo.

Habla su mismo idioma

Un educador que se benefició de la iniciativa de reclutamiento es Esteban Mendiolaza que esta semana comienza su primera jornada como maestro en PS/MS 57, en El Barrio. Mendiolaza, de 36 años, trabajaba como organizador comunitario y está emocionado de crear un currículo de estudios sociales con un componente de justicia cívica y social. “Mi meta es hacerlos ciudadanos activos”, expresó.

Mendiolaza se crió de padres peruanos en Long Island,  y ahora entra a una escuela donde el estudiantado es mayormente afroamericano e hispano. “Estoy bien emocionado de crear relaciones con las familias”, dijo, agregando que quiere animar a los padres que hablen con él.

La comunicación es una de las prioridades del DOE, según Harris. “Estamos pensando que la vida del estudiante no sólo es impactada por el maestro, pero por los padres, la comunidad, y la escuela”.

¿Quieres ser maestro?

Manda un mensaje a nycmenteach@schools.nyc.gov o llena el formulario http://our.cityofnewyork.us/page/s/NYC-Men-Teach.

Si no tienes tu bachillerato, tienen programas donde puedes trabajar y estudiar a la vez.

Escuelas en cifras:

459,402 estudiantes hispanos se inscribieron en las escuelas públicas de NYC en el año 2015-2016.

3.3% de los profesores hombres en las escuelas públicas de NYC en el año escolar 2015-2016 eran hispanos.