Acusan a joven de 20 años de asesinar a bailarín desaparecido

El cuerpo de "Rocky" Reyes, el bailarín profesional de 27 años, fue hallado el sábado en una zona remota de Azusa Canyon
Sigue a El Diario NY en Facebook
Acusan a joven de 20 años de asesinar a bailarín desaparecido
Philip Von Wade, de 20 años, será acusado por el homicidio de "Rocky" Reyes.

El cuerpo de Rahkeem Amani “Rocky” Reyes, el bailarín profesional de 27 años que había desaparecido el lunes 5 de septiembre, fue hallado el sábado en una zona remota de Azusa Canyon.

El descubrimiento del cadáver se produjo solo dos días después de que la Policía señalara a un sospechoso, contra el que se presentarán cargos por asesinato este lunes. Philip Von Wade, de 20 años, fue detenido el jueves en torno a las 12:27 a.m. bajo una fianza de $1 millón de dólares por su presunta implicación en la muerte de Reyes, y está citado hoy ante la corte superior de Pomona.

Los agentes del condado de Los Angeles y el San Dimas Mountain Rescue Team localizaron los restos mortales de Reyes a las 10:15 a.m. del sábado en la Gabriel Canyon Road del Los Angeles National Forest, al norte de Azusa, seis días después de que se denunciara su desaparición.

El caso pasó a las manos de la Policía de West Covina una vez se supo la identidad de la víctima. Reyes residía en el barrio de Alta Loma, en Rancho Cucamonga, y había sido visto por última vez en torno a las 5:40 del lunes.

La victima era un baialrin profesional y habia aparecido en anuncios, peliculas y videos musicales (Fotografia: Suministrada)
La víctima era un bailarín profesional y había aparecido en anuncios, películas y vídeos musicales (Foto: Suministrada)

Ese mismo día se encontraron su cartera, su ordenador portátil y otros efectos personales en el interior de su vehículo, que había sido abandonado en el 1500 de Mcwood Street, en West Covina, en marcha y con las llaves en el contacto. Su familia había creado una pagina en Facebook pidiendo ayuda para encontrar al joven.

Por el momento no se han hecho públicas las circunstancias de la muerte de Reyes ni los motivos que podría haber tenido el presunto asesino para cometer el crimen.

La novia de Reyes, Christina Oliver, fue quien identificó a Wade como la última persona que había estado con la víctima antes de su desaparición. Según el testimonio de la joven, Reyes había contratado a Wade para que le hiciera un disfraz y habría ido a casa del sospechoso a probarse una de las prendas, pero cuando no regresó Oliver alertó a las autoridades.