Podrá quedarse en casa por enfermedad

El Gobierno reglamenta la licencia por enfermedad para quienes tienen contratos federales
Podrá quedarse en casa por enfermedad
El reglamento permite hasta siete días de licencia./Archivo
Foto: Archivo

Si está enfermo, quédese en casa. Ese es el primer mensaje que el jueves el departamento de Trabajo reglamentó para los empleados de las empresas que tienen contratos federales, una regulación que sale a la luz a la vez que otra que amplia el tipo de datos que los empleados hacen públicos en las práctivas de pagos para evitar discriminaciones.

Con respecto a la salud, este departamento acaba de finalizar las normas que regirán la orden ejecutiva del presidente, Barack Obama, para ampliar las pagas de días de enfermedad. Es algo que extiende la licencia por este motivo a unos 600,000 empleados de los 1.15 millones que aún no las tienen a pesar de que sus empresas tienen contratos federales. Las nuevas normas obligan a otorgar hasta siete días de enfermedad pagados.

Después de haber tenido un periodo de comentarios trabajadores, empresarios y sindicatos, el departamento dirigido por Tom Pérez estipula que los trabajadores ganarán una hora de licencia por salud por cada 30 horas trabajadas cuando trabajen o estén en conexión con un contrato federal. Esta licencia es para las enfermedades de los propios trabajadores, cuidados preventivos u otras necesidades de cuidados como las que pueda demandar un familiar, así como las ausencias que resultan de violencia doméstica, asalto sexual o acoso.

Desde la Casa Blanca se enfatiza que se quiere resolver el problema de muchos trabajadores que deben optar entre su paga o cuidar por un hijo enfermo además de evitar que los niños acudan a clase cuando no tengan buena salud.

Cuatro estados, 25 ciudades y muchas empresas han tomado medidas para asegurar la paga por enfermedad a sus trabajadores. Acutalmente, el 64% de los trabajadores están cubiertos por las licencias de enfermedad, cuando el año pasado era el 61% de ellos. El aumento se ha debido sobre todo porque una buena parte de los trabajadores de bajos ingresos han ganado este derecho.

Las nuevas reglas entran en vigor el 1 de enero de 2017.

Discriminación

Con la misma idea de actualizar el contrato social entre trabajadores y empresas, la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC, en sus siglas en inglés) que está encargada de vigilar que no haya discriminaciones laborales ha hecho pública la versión final de cómo se va a requerir a las empresas de más de 100 empleados que anualmente hagan un desglosado de sus datos sobre salarios y compensaciones.

La idea principal es acabar con la brecha de ingresos que se mantiene entre hombres y mujeres en el mismo trabajo aunque la información que ha de ser desglosada no solo se refiere al género sino también a la raza y la etnia de los empleados.

Jocelyn Frye, del Center for Economic Progress explicaba el jueves que este anuncio de la EEOC “hace tiempo que era necesario”. Durante muchos años esfuerzos para combatir la discriminación de salarios “han sido limitados por la falta de amplio acceso a los datos de remuneraciones”, critica Frye. Desde esta organización se aplaude no solo que se tenga más acceso a la información sino que además con ello los propios empleadore entiendan sus prácticas de pago. En 2015 las mujeres ganaron 80 centavos por cada dólar que ganaba un hombre y en el caso de las hispanas la cantidad es de 54 centavos en comparación con el dólar ganado por hombres blancos no latinos.

La nueva norma se aplicará a los datos sobre remuneración de 2017 y la documentación deberá presentarse en marzo de 2018.