Melania Trump pide a los votantes que perdonen a su esposo por comentarios vulgares

Donald y Melania tenían menos de un año de casados cuando se grabó el video en donde él habla de agarrar a las mujeres por los genitales
Melania Trump pide a los votantes que perdonen a su esposo por comentarios vulgares
Melania condenó las expresiones de su esposo, pero pidió perdón a los votantes.
Foto: Getty Images

WASHINGTON.- La esposa de Donald Trump, Melania, rompió este sábado su silencio sobre el escándalo sexual del aspirante presidencial, y pidió que los votantes lo perdonen por sus comentarios vulgares contra las mujeres.

En una declaración escrita, Melania Trump dijo que las palabras de su esposo, captadas en un video de 2005 difundido ayer por el diario The Washington Post son “inaceptables y ofensivas”.

“Esto no representa al hombre que yo conozco. El tiene el corazón y la mente de un líder. Espero que la gente acepte su disculpa, como lo he hecho yo, y se centre en los asuntos importantes que afronta nuestra nación y el mundo”, dijo.

Según el diario The New York Times, la hija de Trump, Ivanka, se reunió anoche con él para discutir su respuesta al escándalo mayúsculo que ahora sacude a su campaña, a un mes de los comicios generales.

Partido Republicano puede, si quiere, reemplazar a Donald Trump como candidato

En el video, se escucha a Trump jactándose de su intento de seducir a una mujer casada y que, como es una “estrella”, las mujeres le permiten “hacer cualquier cosa”.

Trump, que tenía menos de un año de casado con Melania cuando se grabó ese video, hizo mención de agarrar a las mujeres por los genitales, y de su deseo de manosear y besarlas.

Vulgaridad de Trump será tema inevitable en segundo debate presidencial

La revelación del video ha sumido al Partido Republicano en una crisis, y un creciente número de líderes republicanos pide que Trump renuncie a la candidatura y le ceda el puesto a su compañero de fórmula, Mike Pence.

No es un asunto solo de 2005

Moe Vela, ex asesor de alto rango para los vice presidentes Al Gore y Joe Biden, dijo a este diario que, a estas alturas, a los votantes les debe quedar claro que el incidente de Trump no es “aislado” sino un largo patrón misógino, y que el Partido Republicano debe abandonar su “hipocresía”-

“Para los republicanos que apoyan a Trump, los valores familiares significan un asalto sexual contra una mujer casada, agarrar a una mujer por sus genitales, llamarla puta, hablar de sus senos falsos… ya no tienen credibilidad”, dijo Vela.

“Pueden odiar a Hillary o al Partido Republicano, pero no hay excusa alguna para empoderar a un depredador sexual, o apoyar a un racista y sexista… no podrán usar sus argumentos religiosos”, subrayó.