Estación de la calle 96 abre sus puertas a los neoyorquinos

El acto marca un hito previo al inicio de operaciones del metro de la Segunda Avenida

Por  primera vez los neoyorquinos tuvieron ayer acceso a la estación de la calle 96, parte de la nueva línea del metro de la Segunda Avenida.
Por  primera vez los neoyorquinos tuvieron ayer acceso a la estación de la calle 96, parte de la nueva línea del metro de la Segunda Avenida.
Foto: MARIELA LOMBARD / MARIELA LOMBARD

NUEVA YORK.- La nueva estación de metro de la calle 96 fue pre inaugurada este jueves por el gobernador Andrew Cuomo y ejecutivos de la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) quienes luego ofrecieron un recorrido por las instalaciones a funcionarios públicos e invitados especiales.

En el evento, el Gobernador invitó a los neoyorquinos a una casa abierta para una visita previa de la estación, que cuenta con techos altos, diseño libre de columnas, vibrante iluminación y obras de arte contemporáneas. El acto marcó la primera vez que el público tuvo acceso al metro de la Segunda Avenida desde el comienzo de su construcción.

De izquierda a derecha, Thomas Prendergast, presidente de la MTA, Andrew Cuomo, gobernador de Nueva York y la congresista Carolyn Maloney, recorren la estación de la calle 96 de la nueva línea del metro de la Segunda Avenida.
De izquierda a derecha, Thomas Prendergast, presidente de la MTA, Andrew Cuomo, gobernador de Nueva York y la congresista Carolyn Maloney, recorren la estación de la calle 96 de la nueva línea del metro de la Segunda Avenida.

La estación junto con la línea de metro de la Segunda Avenida está programada para entrar en operaciones el 1 de enero después de casi un siglo de complicaciones que demoraron su terminación.

“Si tenemos que empujar el tren a través de los rieles, ese tren va a funcionar el 1 de enero”, aseguró  Cuomo en su intervención.

El presidente de la MTA, Thomas Prendergast dijo que la construcción de la línea y las estaciones ha sido una tarea excepcionalmente difícil debido a la densidad en Nueva York tanto en la superficie como en el subsuelo.

“Los trabajadores tenían que navegar por un laberinto de servicios subterráneos mientras trabajaban”, describió el funcionario.

El gobernador agregó que tales dificultades ocasionaron recurrentes retrasos a lo largo de los años, los mismos que provocaron en su momento congestiones en las líneas 4, 5 y 6, las únicas líneas que sirven al lado este de la ciudad y que además, son las más concurridas del mundo.

Cuomo anunció adicionalmente la instalación de más de 12,600 nuevos mapas del subterráneo en 6,300 vagones y aproximadamente 1,000 mapas grandes en las estaciones con la nueva línea de la Segunda Avenida, en preparación para el inicio de operaciones de la línea el 31 de diciembre,

“En cada vagón del metro, en cada estación y en toda Nueva York, la instalación de estos mapas significa que el metro de la Segunda Avenida está finalmente aquí y estará abierto a tiempo”, dijo el Gobernador. “Esta significativa expansión del sistema del metro, beneficiará a millones de neoyorquinos y es un paso importante hacia nuestra meta de una MTA reinventada y moderna”.

De acuerdo con información facilitada por la MTA, la línea de la Segunda Avenida debería reducir el tiempo de viaje en 10 minutos o más para los usuarios del Upper East Side. Una vez que inicie sus operaciones, la línea será la primera expansión importante del metro neoyorquino en más de 50 años. La línea completa tiene una extensión de 8.5 millas desde Harlem al Bajo Manhattan.

La construcción del actual trazado de la línea de la Segunda Avenida comenzó en 2007, pero constó en el programa de planificación la ciudad desde 1929 y originalmente fue propuesta por primera vez por un ingeniero de la Comisión de Servicio Público en 1919 como parte de una expansión del sistema de tránsito.

Bajo la primera fase del proyecto de $4,500 millones, los trenes correrán desde la calle 63 hasta la calle 96. La segunda fase extenderá la línea hasta la calle 125.