Proponen comprar controversial complejo ruso en Long Island

La propiedad de 14 acres que incluye una mansión de 36 habitaciones, fue cerrada el viernes en el marco de las sanciones de la Administración Obama

NUEVA YORK.- Un empresario estadounidense hizo este sábado una oferta de varios millones de dólares para comprarle al gobierno ruso, el complejo de 14 acres que tiene una mansión de 36 habitaciones,  que está en Upper Brookville, en el Condado de Nassau, Long Island, para convertirlo en un club de campo o centro de hospitalidad para los residentes del condado.

La propiedad conocidad como Norwich House situada en Mill River Road, en Upper Brookville,  es uno de los dos complejos vacacionales que tiene el gobierno ruso –el otro está en Maryland-   que la administración Obama dispuso cerrar en el marco de las sanciones y otras medidas punitivas por la supuesta intromisión cibernética en la campaña presidencial estadounidense.

De acuerdo a un comunicado emitido por el Grupo Dover Hospitality Corp., su presidente Butch Yamali, ha hecho una oferta de varios millones al gobierno ruso para adquirir la Norwich House, comprada por la entonces Unión Soviética en 1942.

Según el comunicado, Yamali considera que el controversial complejo debería ser considerado en una oportunidad de negocios para beneficio de los residentes de Long Island. El Grupo Dover planea utilizar esa propiedad como un centro de recreación con canchas de tenis, campos de golf y salas de banquetes. El empresario, de acuerdo el mismo comunicado, ha iniciado contactos con miembros del Congreso de Estados Unidos para buscar respaldo a su iniciativa en términos de revertir el actual complejo de placer de propiedad rusa, en una instalación de hospitalidad para los residentes locales.

El plazo para el cierre de las instalaciones de placer de propiedad rusa venció el viernes. La Administración Obama informó que dos grupos rusos espiaron e infiltraron los sistemas informáticos de funcionarios demócratas y del DNC, engañando a las víctimas para que entreguen sus credenciales y luego robaran decenas de miles de correos electrónicos internos.

“Las sanciones fueron agresivas y están diseñadas para enviar un mensaje a Rusia, este tipo de comportamiento es inaceptable”, dijo Eric Schultz, subsecretario de prensa de la Casa Blanca, el jueves.

La medida ejecutiva de Obama también contempló la expulsión de 35 agentes de inteligencia rusos, dándoles a ellos ya sus familias sólo 72 horas para salir de Estados Unidos.