Asesino confeso de niña colombiana culpa a las drogas y pide perdón

Rafael Uribe podría alcanzar una pena de 60 años de prisión
Sigue a El Diario NY en Facebook
Asesino confeso de niña colombiana culpa a las drogas y pide perdón

Dijo que lo hizo en un “momento de locura causado por las drogas”.

Rafael Uribe, de 37 años, reconoció ante un juez este miércoles que raptó, violó y mató a la pequeña de 7 años Yuliana Samboní, en un caso que generó indignación en Colombia.

El arquitecto, quien en un principio se había declarado inocente, presentó su confesión en una audiencia en la que los padres de Samboní, Juvencio y Nelly, escucharon cómo el asesino de su hija pidió perdón.

Según el relato de Uribe sobre lo ocurrido el 4 de diciembre en Bogotá, estaba bajo la influencia de drogas -cocaína y alcohol- cuando obligó a Samboní a subir a su auto.

La llevó por la fuerza hasta su apartamento donde abusó sexualmente de la menor, para después quitarle la vida asfixiándola.

La madre de Samboní se desmayó al escuchar el relato en la audiencia de este miércoles, según relata el diario colombiano El Tiempo.

Uribe participó en la audiencia vía videoconferencia desde la cárcel La Picota de la capital de Colombia.

En su contra se presentaron los cargos de feminicidio agravado, acceso carnal violento y secuestro agravado por los que la fiscalía pide la pena máxima de 60 años de prisión.

Tras su confesión, Uribe no será juzgado y su condena se conocerá a fines de marzo .

“Todo el peso de la justicia”

Aún no está claro qué pasara con la investigación criminal en contra de Francisco y Catalina Uribe , hermanos de l asesino confeso , quienes fueron en un principio acusados de encubrimiento.

El fiscal general Néstor Humberto Martínez había señalado en diciembre que la escena del crimen fue “manipulada “, por lo que no permitiría “que se obstruya la justicia”.

El caso generó protestas en Bogotá y otras ciudades. Incluso el presidente Juan Manuel Santos condenó el crimen y prometió hacer caer “todo el peso de la justicia”sobre el responsable.

Rafael Uribe pertenece a una conocida familia de Bogotá con negocios en el ramo de la construcción.

“Somos conscientes de que Rafael deberá asumir las drásticas consecuencias que se desprenden de su inexplicable actuar”, había dicho la familia Uribe en diciembre.

El 29 de marzo el juez del caso pronunci ará su fallo , el cual podría no ser la pena máxima debido a que Uribe no tiene antecedentes penales.