Insólito: Equipo argentino llega tarde y juega con camisetas prestadas en Libertadores

El Tucumán llegó tarde al Atahualpa de Quito pero jugó partido de vuelta con El Nacional y se clasificó a la siguiente fase del torneo de clubes de la Conmebol

Guía de Regalos

Insólito: Equipo argentino llega tarde y juega con camisetas prestadas en Libertadores

Más de una hora y media después de lo pactado el Atlético Tucumán pisó la cancha del estadio Atahualpa para jugar con El Nacional el partido de vuelta de la segunda fase de la Copa Libertadores y poner fin a un hecho insólito que pudo costar la eliminación sin jugar del club argentino.

Un retraso de alrededor de tres horas en el viaje de la delegación del Tucumán desde Guayaquil, ciudad elegida para minimizar los rigores de la altitud de la capital ecuatoriana, puso en riesgo la disputa del encuentro para dirimir la serie que en la ida arrojó un empate 2-2 el 31 de enero.

El reglamento de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) permite un retraso de hasta 45 minutos en casos de fuerza mayor, lapso que resultó insuficiente para que el conjunto argentino llegara a la cita en estadio Olímpico Atahualpa.

El encuentro debió jugarse a partir de 19.15 horas locales pero comenzó a las 20.42.

Antes de que se produjera la atropellada llegada al estadio de la delegación del equipo visitante, el entrenador de El Nacional, el uruguayo Eduado Favaro, declaró a Fox Sports: “Nosotros queremos jugar, pero hay un reglamento que queremos respetar. Las reglas están para cumplirse. Estamos en una copa internacional, hay muchos intereses. Podemos esperar diez minutos más, pero hasta ahí”, añadió.

Se acordó continuar con la programación, aunque el club ecuatoriano manifestó que “jugaba bajo protesta”, lo que abre la posibilidad a que haya después una demanda contra el resultado final.

Con uniformes prestados

El Atlético Tucumán vivió hoy una odisea para llegar a Quito, pero con admirable entrega de sus jugadores y uniformes prestados por la selección argentina sub’20 ganó por 0-1 a El Nacional y sigue vivo en la Copa Libertadores.

El espigado Fernando Zampedri obró el milagro del Tucumán con un cabezazo a los 63 minutos que dejó a mitad de camino al portero Darwin Cuero.

La confusión de la llegada hizo que el equipo de Tucumán llegara sin uniformes ni botines y tuviera que pedir equipación prestada a los jugadores de la selección sub’20 de Argentina que disputa en Quito el campeonato sudamericano de la categoría.

Sobre los motivos del retraso, los directivos del Atlético Tucumán responsabilizaron a la aerolínea que los transportó. El conjunto orientado por Pablo Lavallén no pudo ejercitarse y entró en la cancha directamente a cumplir el compromiso.

Sorprendente porque controló la mayor parte del juego.

El Atlético Tucumán se encontrará en la tercera fase con el Atlético Junior, que horas antes goleó al Carabobo por 3-0. En la ida, el conjunto colombiano había vencido en territorio venezolano por 0-1.