Shannon Coulter, la mujer detrás del boicot a los Trump

La publicista lanzó el movimiento #GrabYourWallet para sabotear los negocios de la familia presidencial
Shannon Coulter, la mujer detrás del boicot a los Trump

La misoginia del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dueño de 3.7 mil millones de dólares, está saliéndole cara. La protesta de una mujer estadounidense contra esa actitud está arrebatándole clientes a él, a su familia y a sus aliados.

La noche del pasado martes 11 de octubre, a diez días de su cumpleaños número 45, Shannon Coulter, una ciudadana que se dedica al marketing en San Francisco, California, navegaba en Internet. Tuiteó una idea que, ya convertida en un movimiento social, está golpeando las ganancias de la familia Trump a través del boicot contra las empresas relacionadas a sus negocios:

“No es suficiente no comprar la colección de Ivanka. Ella hace campaña para él [Trump]. Debemos evitar las tiendas que lo transportan. #fashionnotfascism #ivankant”, escribió en Twitter hace cuatro meses.

La acción de boicotear, ha afirmado Coulter, es un derecho avalado por el Tribunal Supremo.

Dos días antes del tuit, el diario The Washington Post reveló una videograbación de 2005 en la que se escuchaba a Trump que a las “mujeres hermosas” las besaba sin esperar y “cuando eres famoso te dejan agarrarles la vagina”.

“Esas palabras sonaban en mis oídos”, dijo Coulter en entrevista con ese periódico cuatro meses después. Hillary Clinton, que ganó el estado donde vive Coulter, durante un debate en septiembre acusó al magnate de haber llamado a las mujeres “cerdas, desaliñadas y perras”.

“Algo realmente cambió para muchas mujeres”, afirmó Coulter al San Francisco Chronicle. “Sentí que tenía la responsabilidad de hacer algo más”.

Donald Trump ganó las elecciones el 8 de noviembre al salir victorioso en 290 colegios electorales de los 270 necesarios. Y desde antes de que tomara posesión como Presidente de Estados Unidos, se han replicado decenas de manifestaciones en las calles de naciones de todo el mundo y a través de las redes sociales en contra del magnate.

Ahora, el movimiento #GrabYourWallet [“Agarra tu cartera”, en alusión a un comentario del magnate] resuena en los oídos de millones de personas y en los nuevos habitantes de la Casa Blanca.

A un mes de las elecciones presidenciales, a Coulter le surgió una idea para protestar contra el trato del magnate hacia las mujeres: identificar, enlistar y boicotear a las empresas minoristas que hacen negocios, venden los productos o son propiedad de la familia Trump.

“Hola, soy un cliente de [nombre de una de las tiendas relacionadas con la familia Trump]. Por desgracia ya no puedo consumir de su empresa, ya que hace negocios con la familia Trump. Si ya no lo realiza, me entusiasmaría volver a ser su cliente. Por favor comunicar mi reacción a la administración”, advierten desde hace unos meses miles de ciudadanos en correos, redes sociales o llamadas telefónicas a diversas empresas.

La compañía Lending Tree, cuyo director apoyó con fondos la campaña de Trump, recibe de cinco a diez correos diarios sobre el tema, dijo un portavoz a The Street.

Hasta el momento, de las más de 50 empresas puestas en la mira, han cedido, parcial o totalmente, a la presión Nordstrom, Neiman Marcus, Jet.com, dorado, Shoes.com, Sears, Kmart y Burlington. Aunque en 2015 la cadena Macy’s dejó de vender la línea de corbatas y camisas de Trump tras sus comentarios sobre inmigrantes, no ha dejado de vender productos de Ivanka Trump.

La mente política de su juventud, afirmó Coulter al Post, sigue “latente”. Ahora, contó a The Street, la empresaria e hija de Trump la tiene bloqueada de la red social.

Al ser especialista en manejo de marcas, Shannon detectó que el primer hashtag empleado, #fashionnotfascism, era “poco manejable” por lo que lo ajustó a #GrabYourWallet (agarra tu cartera).

“Es solo no dejar que mis dólares vayan hacia el crecimiento de figuras altamente divisorias e irrespetuosas”, explicó a The Street. La marca de Ivanka, al menos en el comercio minorista, es mucho más visible que la de su padre, añadió.

Su mayor logro hasta ahora, dijo, es que la prestigiada Nordstrom haya dejado de vender la marca de Ivanka.

El 2 de febrero, esa cadena de ropa anunció que dejaría de vender esos productos debido a las bajas ventas. Seis días después, Trump defendió a su hija vía Twitter.

“Mi hija Ivanka ha sido tratada tan injustamente por @Nordstrom. Ella es una gran persona — ¡siempre impulsándome para hacer lo correcto! ¡Terrible!”, tuiteó.

La cuenta de su oficial del Presidente de EU, @POTUS, lo retuiteó. Este acto ha sido calificado como “particularmente perturbador” por la experta en ética gubernamental, Kathleen Klark.

“La amenaza implícita fue que utilizará cualquier autoridad con la que cuente para tomar represalias contra Nordstrom o cualquiera que interfiera con sus intereses”, dijo a la agencia AP, Clark, profesora de leyes en la Universidad Washington.

“Los boicots pueden herir [a Trump], tanto en el bolsillo, ya que no se ha despojado de sus negocios, como en su ego, del que parece preocuparse mucho”, declaró Jessica Levinson, analista política y de leyes al San Francisco Chronicle.

Así como Shannon Coulter inició su protesta en una red social, donde se presenta como “comedora de tacos”, ha aprovechado internet para seguir impulsándola día a día. Es un trabajo de tiempo completo. Responde directamente tuits, retuitea tuits de otros boicoteadores contra las empresas de la lista negra, y hace público su correo electrónico.

Además apoya otros movimientos. “La comunidad #GrabYourWallet se solidariza 100 por ciento con el boicot #UnDíaSinInmigrantes”, tuiteó el jueves en que se realizó esa protesta.

LAS QUE NO CEDEN

Actualmente, la campaña #GrabYourWallet, en la que también colabora Sue Atencio, ha tenido alta difusión en la prensa internacional.

Sin embargo, también ha sido “ocasionalmente bombardeada por mensajes de correo electrónico vociferantes de aquellos que se oponen al boicot”, contó su fundadora al Washington Post.

Si se envía un correo a Coulter, automáticamente responde:

“Hola. Gracias por contactarte. Esta cuenta de correo recibe una gran cantidad de mensajes. Si eres periodista, puedes esperar recibir una respuesta en unas horas. Lamentablemente, sin embargo, no siempre podemos responder cada mensaje del público en general. Agradecemos el interés. –Agarra tu cartera”.

La lista “negra” de las cadenas que aún no ceden está encabezada por diez empresas que venden ropa, zapatos y accesorios: Macy’s, LL Bean, Bloomingdale’s, Dilard’s, Zappos, Hudson Bay, TJ Maxx, Lord & Taylor, Bed Bath & Beyond y Amazon, cuyo dueño, Jeffrey Bezos, también es dueño del Washington Post.

See’s Candies y el chicle Trident también están fichadas porque se anuncian en “Celebrity Apprentice”, serie donde Trump sigue siendo productor ejecutivo.

Los zapatos de New Balance son blancos de boicot porque su directivo recaudó dinero para la campaña presidencial de Trump, al igual que Hobby Lobby y NASCAR, que respaldaron al republicano.

“Siento una seriedad de propósito que nunca he sentido antes en mi vida”, reconoció Shannon al Post, dirigido por Marty Baron, abiertamente anti Trump.

“Perdimos en las urnas, pero podemos votar diario en la caja registradora”, añadió para The Street.

?>