Echa a andar el programa de licencia familiar en Nueva York

A partir de julio empezarán a deducirse contribuciones para financiar este programa

El gobernador de Nueva York Endrew Cuomo ha puesto en marcha la regulación para implementar el programa de licencia familiar pagada que aprobó en abril del año pasado. Se trata de un beneficio para los trabajadores del estado que no tiene paralelo a nivel federal y se ha presentado como uno de los más ambiciosos que han aprobado los estados del país.

La nueva regulación establece los derechos y responsabilidades de empleadores, aseguradoras y empleados a la hora de ofrecer y disfrutar 12 semanas de licencia a partir de enero de 2018. Estas licencias estarán disponibles para empleados que tengan que hacerse cargo de un hijo nuevo, un familiar con un problema de salud serio o por las tensiones que tiene una familia cuando algún miembro de esta tiene que reportarse para servicio activo militar.

El Gobierno del estado ha lanzado una web (www.ny.gov/programs/new-york-state-paid-family-leave) y un número de teléfono (844 337 6303) para obtener información sobre este nuevo programa cuyos beneficios se irán ampliando en cuatro años. En el primero, que comienza el 1 de enero de 2018, los empleados tendrán ocho semanas de licencia pagada con el 50% de empleo para tener tiempo con su hijo o familiares. Cuando ese periodo haya vencido los empleadores tienen la obligación de reincorporar al trabajador a su puesto y continuar con su seguro médico.

En el año 2021 el periodo de adaptación a la ley se habrá cumplido y entonces se tendrá derecho al 67% del salario durante 12 semanas.

La ley de Nueva York no se aplica a los trabajadores del campo, que tradicionalmente -y pese a que luchan por cambiarlo-, tienen menos derechos laborales que el resto. Pese a esta excepción, esta licencia es un derecho de los trabajadores independiente de su nacionalidad o estatus migratorio. Para ser elegible solo tiene que cumplir con el requisito de haber trabajado a tiempo completo durante 26 semanas en una empresa o 175 días si es a tiempo parcial en el momento de solicitar la licencia. Esta puede ser usada por los dos padres a la vez si trabajan en empresas distintas.

La cobertura de este beneficio está financiada por los propios empleados a través de una deducción de sus nóminas a partir de julio de 2017. El programa es obligatorio para todos los trabajadores privados y los públicos pueden optar a quedarse fuera.