Hispano demanda a ICE por detención ilegal

Unos 3,600 hispanos nacidos en EEUU son arrestados por ICE anualmente
Hispano demanda a ICE por detención ilegal

DENVER — Un hispano nacido en Colorado presentó una demanda contra los agentes de Inmigración que hace un año lo arrestaron y lo enviaron a una cárcel por creer que era indocumentado, una situación que aparentemente afecta a miles de ciudadanos estadounidenses cada año.

Bernardo Medina, de 22 años de edad y originario de Montrose, Colorado, se presentó el 27 de enero de 2015 en la corte de esa localidad por un caso de conducir embriagado y fue arrestado por agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), que desoyeron sus reclamos de ser ciudadano de este país.

Medina fue eventualmente trasladado al centro de detención GEO, en Aurora, al este de Denver, donde permaneció varios días hasta que se verificó la legalidad de su certificado de nacimiento.

Cuando quedó en libertad, un desconocido lo alimentó y lo ayudó a conectarse con su familia.

Ahora, la demanda por “arresto ilegítimo” está enfocada en los nueve agentes de ICE que se negaron a usar las fuentes de información adecuadas para comprobar su ciudadanía.

Dado que Medina pasó gran parte de su infancia y adolescencia en México y debido a que estaba implicado en problemas por conducir en estado de ebriedad, aparentemente hubo algún desacuerdo inicial de comunicación con los agentes de ICE, según comentó su abogado, Andy Richmond, quien calificó al arresto como “una pesadilla”.

En declaraciones a medios locales, Richmond insistió que los antecedentes legales de su defendido “no deben ser tomados en cuenta” porque “ICE no tiene autoridad para detener a ciudadanos“.

Según un estudio publicado por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) existe “evidencia irrefutable” que la detención de ciudadanos estadounidenses como sospechosos de ser indocumentados es “real y difundida”.

Efectivamente, el problema no es nuevo. En 2011, ACLU había investigado la situación de 82 ciudadanos que estaban alojados en un centro de detención en Arizona con orden de deportación, y que sólo quedaron en libertad cuando un juez intervino.

Un estudio de la Universidad de California en Berkeley afirma que cada año unos 3600 ciudadanos son arrestados por ICE, como fue el caso de Jhon Ocampo, de 30 años y oriundo de Missouri, quien en mayo de 2016 recibió una indemnización de 20.000 dólares por no haberse respetado sus derechos constitucionales.

Medina demandó también a la prisión privada GEO por el trato recibido durante su estancia allí.