Ecuatorianos del área triestatal esperan que el país recupere la calma

Ecuatorianos del área triestatal esperan que el país recupere la calma
Ecuatorianos residentes en la Gran Manzana se apersonaron en el Queens College, para emitir su voto en la segunda vuelta para elegir al nuevo presidente de la nación sudamericana. DAVID RAMÍREZ/EL DIARIO
Foto: /

En una jornada con temperaturas agradables y de cielo despejado, los ecuatorianos del área de Nueva York acudieron a votar este domingo en la segunda vuelta para elegir al sucesor del presidente Rafael Correa. Pese al clima enrarecido por la extensa contienda, los ecuatorianos confían en que el país recupere la calma tras los comicios.

“Este proceso, como ningún otro que recuerde, ha sido tedioso. En buena hora termina hoy y lo que más  queremos es que el país se enrumbe y que gane el mejor”, dijo Rodrigo Sigüenza, ecuatoriano originario de Cuenca.

De acuerdo a información facilitada por el Consulado de Ecuador en Nueva York, las juntas se integraron mediante un proceso de selección abierta y con la participación de voluntarios de la comunidad. El proceso se adelantó con la supervisión de delegados del Consejo Nacional Electoral y fueron acreditados 70 veedores por cada uno de los partidos finalistas, esto es, por igual número de mesas receptoras del voto.

Según la misma fuente, unos 35,000 ecuatorianos en las áreas fueron habilitados para sufragar en estos comicios.

En Nueva Jersey se habilitaron unas 68 mesas para las votaciones. RAMÓN VERA/EL DIARIO

“Felicitamos a nuestros compatriotas que con espíritu cívico han venido a sufragar para decidir por el futuro del país”, dijo de su parte Linda Machuca, cónsul general de Ecuador en Nueva York.

“A diferencia de la primera vuelta, el proceso hoy es mucho más rápido. Esperamos que al cierre de los comicios, no se quede nadie sin cumplir con su deber de votar”, insistió Machuca, quien estimó que, alrededor de la 1 pm. habían ya sufragado entre 7 y 8 mil personas.

Aunque en general, el proceso hasta pasado el mediodía transcurría con normalidad, hubo voces que denunciaron supuestas irregularidades.

“La integración de las mesas se hizo de forma irregular. Qué transparencia puede haber si en la mayoría de las juntas, los miembros son del partido oficial, de Alianza País”, cuestionó el activista Walter Sinche.

En la primera vuelta celebrada el domingo 19 de febrero, terciaron 8 candidatos a la presidencia. Los finalistas resultaron los binomios de la alianza CREO-SUMA del candidato Guillermo Lasso y Andrés Páez  y de Alianza País (AP) Lenin Moreno y Jorge Glas.

“Como inmigrante creo que el país ha vivido un periodo de estabilidad y queremos que siga el mismo proceso”, dijo el guayaquileño Patricio Santos, que se identificó como partidario de AP.

Agentes de la Policía neoyorquina (NYPD) intervinieron para dispersar a simpatizantes de la Alianza CREO-SUMA del candidato Guillermo Lasso y de Alianza País (AP) del oficialista Lenin Moreno, quienes luego de sufragar, se apostaron en los exteriores del recinto electoral y se enfrascaron en mutuas acusaciones.

“En Ecuador se han experimentado avances pero a un gran costo de corrupción. Debe haber un cambio que promueva la reconciliación, somos un país dividido por el odio político”, opinó de su parte la quiteña Gladys Vinueza, simpatizante de Guillermo Lasso.

Entre tanto, Bolívar Arellano, fotoperiodista ecuatoriano que reside en la Gran Manzana por más de 50 años opinó que, “Al país debe volver la paz, la unidad. Es verdad que se ha hecho obra pero también la democracia es alternabilidad, el cambio es necesario”.

El proceso de segunda vuelta para elegir al sucesor del presidente Rafael Correa en el área metropolitana de Nueva York, que comprende además a los estados de Nueva Jersey y Connecticut, se inauguró a las 7 a.m. con la instalación de las mesas electorales y la respectiva conformación de las juntas que fue integrada por tres miembros cada una.

Representantes del Consejo Nacional Electoral (CNE) y de los consulados fueron los responsables de supervisar el proceso. En Nueva York el recinto electoral fue habilitado en el Queens College donde al igual que en la primera vuelta se instalaron 70 mesas. De acuerdo con la página oficial del CNE, en Nueva Jersey  atendieron 68 y en Connecticut 21 mesas receptoras del voto.