Tips para mantener bajo control las facturas de tus tarjetas de crédito

Consejos prácticos para ayudarte a recobrar el control de tus finanzas
Sigue a El Diario NY en Facebook
Tips para mantener bajo control las facturas de tus tarjetas de crédito
Foto: Shutterstock

Cada año nos prometemos finalmente atenerse a un presupuesto, o recobrar el control de esas facturas de las tarjetas de crédito. Pero manejar tu dinero como para lograr que esas facturas se paguen a tiempo no siempre es fácil.

En 2016, menos de la mitad de los estadounidenses presupuestaron y llevaron un fiel registro de sus gastos, según la última encuesta de alfabetismo financiero de los consumidores de la Fundación Nacional para Asesoramiento Crediticio [National Foundation for Credit Counseling]. Mantenerse al corriente con los pagos de la tarjeta de crédito fue una lucha para el 22% de quienes respondieron la encuesta.

Si resolviste poner en orden las facturas de tus tarjetas de crédito y otros asuntos financieros este año, lograrlo puede requerir un poco de prueba y error… y aún es tiempo. Si un método no funciona, no significa que fracasaste. Simplemente significa que necesitas probar otro enfoque.

A continuación, ofrecemos algunas estrategias de administración del dinero para controlar tus facturas y atenerte a un presupuesto este año.

Únicamente gasta lo que tienes. La elaboración tradicional de un presupuesto requiere una previsión del ingreso, así como del gasto. Sin embargo, Jesse Mecham, fundador y CEO de You Need A Budget [Necesitas un presupuesto], indica que uno tiene más control concentrándose en lo que hay en la cuenta corriente hoy por hoy.

“Muchas veces, las personas gastan dinero que aún no ganaron”, agrega. “Deseamos que la gente esté en una situación en que el dólar que gasten hoy se lo haya ganado hace 30 días”.

Para hacer el cambio a gastar lo que tienes en lugar de lo que te pagarán pronto, comienza por asignar cada dólar de tu cuenta corriente. “Anota lo que necesitas hacer con tu dinero, cuánto costará y cuando ese dinero se acabe, detente”, explica Mecham.

Si no puedes pagarlo hoy, no gastes hasta que puedas hacerlo. Este ejercicio básico brinda claridad y ayuda a adelantarse a las facturas de las tarjetas de crédito, en lugar de estar siempre teniendo que ponerse al corriente.

Empieza de cero cada mes. Registrar cada detalle de tus gastos puede resultar tedioso, particularmente si tienes muchos cargos individuales a lo largo del mes. Si te atrasas algunas semanas, puede resultar fácil rendirte por completo. Bájale a la presión cambiando a una mentalidad mensual.

El último día de cada mes, paga la cuenta de tu tarjeta de crédito completa. De ese modo, comenzarás el siguiente mes de cero, con la página en blanco. Establece un tope mensual de gastos, y mantén todas tus transacciones en la tarjeta.

No pierdas tu saldo de vista durante todo el mes, para asegurarte de no perder el ritmo con el fin de mantenerte dentro de tu límite de gasto máximo. Si después de dos semanas ya gastaste un 80% de tu límite de gastos, sabrás que tienes que hacer ajustes por el resto del mes.

Di adiós al efecto de rocío [sprinkle effect]. Un enfoque común y, con frecuencia problemático, de cancelar una deuda es pagar un poco extra siempre que sea posible, sin tener una estrategia sólida para eliminar la deuda. Kristen Euretig, una asesora financiera certificada y fundadora de Brooklyn Plans, llama a esto el “efecto de rocío”, y advierte a sus clientes en contra de ello.

En cambio, Euretig indica que es fundamental crear un plan para liquidar la deuda dirigido a determinadas facturas de tarjetas primero. “Podrían ser las que tienen tasas de interés más altas primero o las que tienen los saldos más reducidos para fortalecer tu confianza”, afirma. Pagar un poquito aquí o allí probablemente no va a hacer mella en la deuda, y podría resultar desalentador con el tiempo.

Para el resto de tus facturas, asegúrate también de no saltarte ningún pago estableciendo el débito automático. “De ese modo, incluso si una factura se te va de la cabeza, no te pegará el interés moratorio, y el pago atrasado no dañará tu crédito”, indica Euretig.

Suma contabilidad con automatización. Usar lápiz y papel para llevar un registro de las facturas y el gasto es necesario para algunos consumidores, pero la automatización es la clave del éxito para otros. Las herramientas de administración automatizada del dinero continuarán ampliándose este año, a medida que las aplicaciones financieras se vuelvan más intuitivas y ofrezcan servicios más útiles.

Los agregadores de cuentas, como Mint.com han existido por años, y han proporcionado un resumen en tiempo real de todas tus cuentas en un solo lugar. Sin embargo, con el reciente lanzamiento de la función de pago de facturas de Mint, el software se está volviendo cada vez más inteligente. Ahora, Mint puede analizar facturas anteriores para establecer recordatorios de pago automáticos. Es como tener un asistente personal que te dice cuánto debes y cuándo debes pagarlo e, incluso, envía el pago si seleccionas esa opción.

Sea cual fuere la estrategia del manejo de tu dinero que resuelvas probar este año, debes darte cuenta de que los traspiés y los ajustes forman parte del proceso. “Puedes cambiar el plan en cualquier momento. Eso forma parte de la planificación y es algo positivo”, afirma Mecham.

– Lauren Lyons Cole

Alrededor de la web