Crece el número de desamparados alojados en hoteles en solo cuatro meses

La contraloría critica que los gastos se han disparado
Crece el número de desamparados alojados en hoteles en solo cuatro meses
Las reservas de habitaciones en hoteles comerciales para personas sin hogar han aumentado un 38% en los cuatro últimos meses, según un informe del contralor municipal Scott Stringer. /MARIELA LOMBARD
Foto: Mariela Lombard / El Diario

El número estimado de desamparados neoyorquinos que han sido alojados en hoteles comerciales por día pasó de 5,881  a 7,790 entre el 31 de octubre y el 28 de febrero. Es un aumento en esos meses del 33%. Estas son cifras que hizo públicas el lunes el contralor de la ciudad, Scott Stringer, en un informe en el que critica como inapropiada esta opción para dar techo a los que no lo tienen. “Las habitaciones de hotel son, más que una solución, una curita para un problema complejo y además es muy caro”.

En eso coincide con el alcalde Bill de Blasio, que el pasado febrero se comprometió a ir reduciendo el uso de hoteles para proveer refugio a desamparados hasta 2023. La práctica de alojar en hoteles a esta población vulnerable lleva en marcha décadas.

No obstante este compromiso, a la vista de las cifras hasta febrero, Stringer considera que tanto el uso como los costos se han disparado en muy poco tiempo. Según sus cuentas, las reservas de habitaciones en hoteles comerciales para personas sin hogar han aumentado un 38% en los cuatro últimos meses acabados en febrero de este año porque la ciudad ha incrementado su dependencia de los hoteles comerciales para detener la crisis.

Los costos han pasado de los $399,604 el 31 de octubre de 2016 a $529,622 el pasado 28 de febrero, un incremento del 33%. El 30 de diciembre se llegaron a hacer 10 reservas por habitaciones cuya tarifa era de $549 la noche en un hotel cercano a Times Square. Ese día el costo hotelero de alojamiento de desamparados llegó a los $648,000.

Stringer cree que la limitación de servicios, de privacidad y cocinas convierten esta cara opción en una respuesta inapropiada a largo plazo para las familias. Pese al acuerdo sobre que esta es una mala solución, en la Alcaldía discrepan de las cifras presentadas por Stringer.

La portavoz de De Blasio, Jaclyn Rothenberg, explicaba ayer que el Contralor estaba errado y afirmaba que el costo medio por noche en un hotel es de $175 y todas las tarifas están por debajo de $250 la noche.

“Recientemente hemos puesto en marcha un plan para reducir aún más los costos y mejorar los servicios”, añadía. Según Rothenberg, para ciertas noches cercanas a la celebración de Año Nuevo, el Contralor “ha tenido en cuenta las tarifas iniciales que fueron cargadas a cuenta pero no las que realmente se pagaron cuando se ajustaron. Él no ha tomado en cuenta los descuentos que ha negociado la Alcaldía”. Esos descuentos se reembolsan por lo que el costo es menor al de mercado que se abonaba en el pasado.

El comisionado del departamento de Servicios para los Desamparados, Steve Banks, publicó ayer una nota en Medium en el que aseguraba que mientras se procede a eliminar la opción de los hoteles a los desamparados, “la Ciudad ha puesto en marcha una política estricta para controlar los costos de los contribuyentes”. Banks reiteró que la Administración municipal se ha comprometido a reducir el 45% de los actuales refugios “y abrir otros más pequeños en los cinco condados, además de redoblar nuestros esfuerzos en prevenir el desamparo en primer lugar”.

Prevenir el desamparo

En una ciudad con continuas subidas de rentas, trabajos precarios y bajos salarios el desamparo no solo hay que mitigarlo sino evitarlo. Con este fin el asambleísta Andrew Hevesi presentó este año una propuesta, Home Stability Support, en Albany para consolidar las ayudas a la vivienda para familias vulnerables de tal manera que se cubriera un mayor porcentaje del alquiler. Un programa que  ahorra muchos costos en las soluciones a la crisis del desamparo. La propuesta no encontró apoyo suficiente este año en la Asamblea estatal pero Hevesi dice que seguirá insistiendo.