Anthony Joshua es el nuevo “rey” de los pesados

El británico logró mandar a a la lona en dos ocasiones a Wladimir Klitschko y así, obtuvo los cetros de dicha categoría del FIB, AMB y el OIB,

Guía de Regalos

Anthony Joshua es el nuevo “rey” de los pesados
Joshua consiguió tres cinturones esta noche frente a Klitschko.

90.000 mil espectadores se dieron cita este sábado por la noche en el emblemático estadio de Wembley, y no precisamente para ver un partido de fútbol, como pudiéramos pensar de primera impresión, sino más bien para ver nacer a un nuevo “rey” en el boxeo.

Su nombre es Anthony Joshua, quien con 27 años demostró que en este deporte, la edad sí es un factor que puede decidir a quién darle el cinturón, al propinarle una tremenda paliza que terminó en un par de nocauts y dos visitas a la lona por parte de Wladimir Klitschko.

Klitschko subió al ring apostando que su vasta experiencia le llevaría a aguantar los embates físicos de su oponente, para así prolongar la pelea hasta los 12 asaltos pactados, en donde trataría de hacer un combate inteligente que le llevara a obtener el triunfo por decisión en la mesa.

Así que al inicio, la pelea fue muy pareja e incluso, el ucraniano se vio mejor que el británico, para molestia de muchos de los presentes, quienes querían ver triunfar al boxeador local, sin imaginarse que lo mejor estaba por venir.

Conforme pasaron los rounds, los 41 años de edad de Klitschko se hicieron presentes y en cansancio comenzó a mermar su rendimiento; en cambio, todo parece indicar que Joshua se guardó lo mejor para los últimos minutos del combate, en donde terminó por humillar a su rival.

En el undécimo asalto vino lo peor para Klitschko pues descuidó su defensa y permitió que Joshua le conectara un tremendo derechazo que lo llevó de manera inmediata a la lona, en medio del júbilo y la algarabía del público que apoyaban en todo momento al británico.

Klitschko sabía que era el penúltimo round e intentó ponerse de pie y continuar; sin embargo, Joshua lanzó numerosos golpes al cuerpo de su oponente que provocaron que de nueva cuenta se fuera al piso.

El ucraniano fue muy valiente y se puso nuevamente de pie para intentar seguir en el combate, pero Joshua continuó con su ataque, llevándolo contra las cuerdas, sin que pudiera defenderse. Viendo esto, el árbitro decidió parar la pelear y decretar la victoria de Anthony por la vía del K.O.

De esta manera, el británico retuvo el cinturón de los pesos pesados de la FIB y obtuvo los de la AMB y el OIB, que se encontraban vacantes; además de mantenerse invicto y tener ya un registro de 19 victorias en 19 peleas disputadas desde que debutó en el boxeo profesional.