Acusan de asesinato a “exorcistas” por quemar a una mujer en la hoguera en Nicaragua

Los religiosos que causaron la muerte a Vilma Trujillo encaran una larga sentencia
Sigue a El Diario NY en Facebook
Acusan de asesinato a “exorcistas” por quemar a una mujer en la hoguera en Nicaragua
Manifestantes piden justicia para Vilma Trujillo, la mujer que murió en la hoguera en Nicaragua.

MANAGUA.- Un jurado de conciencia declaró hoy culpables a un grupo de religiosos de quemar a una campesina en una hoguera durante un ritual en Nicaragua, en el que pretendían sacarle supuestos demonios.

Loading the player...

El jurado, integrado por cinco personas, declaró culpable al pastor evangélico Juan Gregorio Rocha Romero, de 23 años, quien, según la acusación de la Fiscalía, planificó la muerte de Vilma Trujillo García, una campesina de 25 años, en febrero pasado.

Junto con Rocha fueron declarados culpables por el delito de asesinato sus colaboradores, Esmeyda del Socorro Orozco Téllez, de 25 años; Tomasa Rocha Romero, de 24; Franklin Jarquín Hernández, de 28, y Pedro José Rocha Romero, de 26, todos miembros de la iglesia Visión Celestial, supuestamente asociada a una iglesia evangélica.

Los religiosos fueron declarados culpables de causar la muerte de la campesina en febrero tras lanzarla a una hoguera durante un ritual en la comunidad de El Carrizal, municipio de Rosita, en el Caribe norte de Nicaragua.

Según la Fiscalía, la víctima estuvo expuesta al fuego el 21 de febrero desde la 01.00 hora local hasta las 05.00 hora local, amarrada de pies y manos a un tronco, en contra de su voluntad.

Después de esa hora, el grupo de religiosos regresó y oró por la mujer, y uno de ellos dijo que había tenido la revelación de lanzar el cuerpo de la víctima a la hoguera para sacarle los “demonios”, lo cual hicieron, aunque ella pedía auxilio, de acuerdo con el Ministerio Público.

Trujillo falleció en un hospital de Managua el 28 de febrero a causa de quemaduras en el 80 % de su cuerpo, como resultado del ritual religioso practicado la madrugada del 21 de febrero.

El pastor dijo a periodistas poco después que la mujer, quien estaba “endemoniada”, no fue lanzada a la hoguera, sino que cayó al fuego sin intervención de ninguno de los participantes del ritual.

El médico forense que examinó el cadáver de la mujer declaró durante el juicio que la víctima no se lanzó al fuego por su propia voluntad, tal y como alegó el acusado de asesinato.

El forense Ricardo Larios dijo durante la audiencia la semana pasada que la campesina fue quemada a una temperatura de 400 grados celsius por el grupo de imputados.

La Fiscalía solicitó 36 años de prisión para los religiosos por el delito de asesinato y secuestro simple.

El titular del Juzgado Quinto Distrito Penal de Juicio de Managua, Alfredo Silva Chamorro, fijará la pena en los próximos días.