¿Cómo sería una guerra nuclear entre EEUU y Corea de Norte?

Un experto habla sobre las implicaciones de un conflicto mayor entre ambos países
Sigue a El Diario NY en Facebook
¿Cómo sería una guerra nuclear entre EEUU y Corea de Norte?
El líder norcoreano Kim Jong-un.
Foto: EFE

Jon Wolfsthal, especialista en control de armas, fue entrevistado por el periodista Robin Young en su programa Here & Now, sobre cómo sería una hipotética guerra entre EEUU y Corea del Norte.

El especialista señaló que hay razones para estar preocupados al respecto, pues los mandatarios estadounidenses, desde Dwight Eisenhower, han trabajado para evitar otra guerra en la península coreana “por lo devastadora que sería”.

Wolfsthal niega que pudiera haber un ataque preventivo en este conflicto antes que una guerra nuclear, pues “vimos lo que ocurrió en Irak bajo la administración Bush, cuando tratamos de impedir que un país nos hiciera daño, y no era un país tan fuerte como Corea del Norte, así que las guerras preventivas pueden ser un desastre”.

Tenemos todo tipo de problemas con Corea del Norte: barcos que se desvían en las aguas equivocadas, artillería que se apaga accidentalmente, individuos que cruzan la zona desmilitarizada sin permiso”, y aumentar la tensión con un ataque preventivo podría hacer que Corea del Norte reaccionara y atacara primero, explicó el experto.

Respecto al papel que China podría jugar en el conflicto, Wolfsthal asegura que ese país tiene una gran influencia sobre Norcorea que hasta el momento no ha querido utilizar: “Los bancos chinos deben verse obligados a tomar una decisión; ¿quieren hacer negocios con Corea del Norte, o hacer negocios con Estados Unidos? Hemos sabido por mucho tiempo que China necesita a EEUU más de lo que necesitamos a China”, asegura.

En torno al tipo de ataque que EEUU podría planear sobre la nación que lidera Kim Jong-un, el especialista aduce que aún cuando la administración Trump quisiera atacar todas las armas nucleares de Corea, el país asiático lo sabe, así que las pondría en diferentes lugares, las protegería e incluso las ocultaría en subterráneo.

No obstante, Wolfsthal señala que la mejor opción para solucionar el conflicto no es tirar bombas, sino “traer a Corea del Norte de nuevo a las negociaciones, creo que es la única manera”.