Agencias de adopción podrían rechazar a judíos, gays y musulmanes en Texas

Los padres que quieren adoptar niños en Texas pronto podrían ser rechazados por agencias públicas o privadas, por su religión o su sexualidad
Agencias de adopción podrían rechazar a judíos, gays y musulmanes en Texas

Los padres que buscan adoptar niños en Texas podrían ser rechazados pronto por agencias financiadas por el estado o privadas con objeciones religiosas hacia ellos, por ser judíos, musulmanes, gays, solteros o parejas interreligiosas, bajo una propuesta presentada en el Congreso estatal controlado por los republicanos, reporta The Associated Press.

Otros cinco estados han aprobado leyes similares que protegen las organizaciones de adopción privadas basadas en la fe que se niegan a colocar a los niños con padres homosexuales u otros hogares por motivos religiosos, pero la regla de Texas se extendería a las agencias financiadas por el estado.

El proyecto de ley se había programado para el debate y la aprobación por los legisladores el sábado, pero se pospuso. Ahora se espera que se presente la semana que viene.

Los congresistas de Texas que promueven la iniciativa de la ley de adopción dicen que está diseñada para apoyar la libertad religiosa de las agencias de adopción y los proveedores de cuidado de crianza temporal. Muchas de las agencias son privadas y basadas en la fe, pero reciben fondos estatales.

El congresista James Frank, autor de la medida, dijo que está diseñada para abordar la crisis de cuidado de crianza del estado haciendo “adaptaciones razonables para que todos puedan participar en el sistema”.

“Todos son bienvenidos. Pero usted no tiene que pensar igual para participar “, opina Frank, un republicano de la zona rural de Wichita Falls, cerca de la frontera de Texas con Oklahoma.

Pero los opositores a la medida dicen que roba a los niños la posibilidad de vivir en hogares estables, mientras financia la discriminación con los dólares de los contribuyentes.

“Esto permitiría a las agencias de adopción rechazar a padres calificados y amorosos que quizás sean perfectos en todos los sentidos porque la agencia tiene una diferencia en creencias religiosas”, dijo Catherine Oakley, asesora legislativa de la Campaña de Derechos Humanos. “Esto va en contra del mejor interés del niño.”

El proyecto de ley también viola la Constitución, agregó Oakley.

“Como una entidad gubernamental, Texas está obligado a tratar a las personas igualmente bajo la ley”, dijo Oakley. “Esto es una violación de igual protección bajo la ley”.

Con información de PBS y AP